La manera más fácil y económica de montar una sala de cine en casa 


Hoy en día no necesitas un gran televisor para montar tu propia sala de cine en casa o tu salón de conferencias en la oficina. Con un proyector podrás tener tu propio salón interactivo de gran calidad.


Las ventajas de tener un proyector


Los proyectores te ofrecen muchas más ventajas que un televisor convencional. En primer lugar la movilidad. Gracias a su peso y tamaño, puedes llevar el proyector y la pantalla a cualquier lugar con soportes y bases sin inconvenientes e instalarlo donde quieras. Eso te dará versatilidad en el uso, tanto si debes realizar viajes de trabajo o si tan solo quieres ver algo en casa con la familia y los amigos. En segundo lugar te otorgará la facilidad de ajustar su tamaño para adaptarlo a diferentes espacios.


Gran calidad de imagen al alcance de tu mano


Otra de las grandes características de las pantallas de proyector es su gran calidad de imagen. Estas pantallas vienen con tecnología LED, lo que significa “diodo emisor de luz”,  las cuales están compuestas por módulos LED integrados con RGB. Estos, de manera conjunta, forman píxeles para así poder mostrar caracteres, textos, imágenes y video.


Qué pantalla de proyector debo adquirir y qué aspectos debo tener en cuenta

A día de hoy existe una infinidad de pantallas para proyector de muy buenas que se pueden acoplar a las necesidades de cada comprador. De 500 a 900 lúmenes para salones de espacio reducido y de 1000 lúmenes en adelante para auditorios o espacios más amplios.
Otro de los aspectos importantes que debes tener en cuenta a la hora de hacer tu elección es la resolución de la misma, cuanto mayor sea la resolución mejor se reproducirán tus imágenes. La de menor calidad sería la resolución SVGA 800x600 y la más nítida que admite una alta definición es la de SVGA 1280x1024. 


Los precios de estas pantallas para reproductor varía según los aspectos antes mencionados: tamaño, resolución, lúmenes, etcétera, pero podrás encontrar una buena pantalla con 20€ y una pantalla de calidad superior marca Phoenix con un precio entre 50 y 80€. No tardes en elegir tu pantalla para proyector, aprovecha y monta tu sala de cine en casa.