Compra segunda mano

Palas de pádel

Palas de pádel, la mejor excusa para salir de casa y hacer cardio

No es tenis de pista ni tenis de mesa, es algo mucho mejor, es pádel, el deporte que ha revolucionado el juego de pelota y raqueta. Una combinación extrema de ambos donde la movilidad es indispensable; los únicos requisitos: las palas de pádel, un par de compañeros, y adelante, tienes la excusa perfecta para salir de casa y ponerte a darle a la pelota con tu pala, bajar de peso y mantenerte en forma de manera divertida, dinámica, y sencilla.


Cómo elegir la pala que se adapte mejor a tus necesidades

Lo primero que debes saber es que las palas son bastante parecidas a las raquetas de tenis, pero de madera, sin embargo su diámetro es más reducido por el tipo de golpeo; las medidas máximas de la pala de pádel son 45,5 centímetros de largo por 26 de ancho y 38 milímetros de grosor, además la misma posee perforaciones en su eje central dependiendo de las necesidades de cada jugador; el puño o mango de la misma no puede exceder de 20 centímetros y se le adhiere un grip para proporcionar un mejor agarre, este mango tiene habitualmente unos 50 milímetros de grosor para una empuñadura adecuada.
La pala de pádel debe poseer además un cordón de sujeción a la muñeca con la finalidad de evitar accidentes, este es de uso obligatorio. Hoy en día existen infinidad de marcas, modelos, y diseños de palas de pádel, y según tu condición: principiante o avanzado, podrás elegir aquellas que mejor se adecuen no solo a tu nivel de desenvolvimiento, sino también a tus condiciones físicas: poder, agilidad, técnica.
Las hay de distintos precios y materiales, desde los 40 a 300€, puedes empezar con una gama económica  y mientras vas mejorando optar por una más profesional. Es cuestión de observar la descripción de cada una de ellas para decantarte por la que te resulte más adecuada.

¿Qué otras cosas necesito para jugar al pádel?
Lo primero, claro está, son las ganas y la disposición de hacerlo, de salir a la pista y dejarlo todo, unas zapatillas adecuadas, pelotas de pádel, y la parte más importante: la pala. Te recomendamos no apresurarte en su compra. La simple elección de la misma resulta divertida pues existen muchas marcas, modelos, colores y características que las hacen especiales. Así que seguro que existe una perfecta para ti.
 


Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña