Otros artículos de recepción y decodificadores de TV

Originalmente, la señal televisiva era analógica y los decodificadores tenían como misión transformar la señal de las redes de cable. Con el paso de los años, la señal de televisión ha evolucionado de analógica a digital y a llegar por cable y por satélite. Para estas señales, es necesario un decodificador o receptor que soporte una señal digital.

¿Qué es un decodificador?

Un decodificador (también es correcto el término descodificador) no es otra cosa que un aparato electrónico que procesa y transforma las señales que le llegan desde la antena o cable de red. El funcionamiento es el siguiente: en primer lugar, la señal de televisión se envía mediante un transpondedor. Para que pueda ser enviada de una manera más rápida, los datos de dicha señal se comprimen. Esta compresión responde a un código concreto que los aparatos de televisión no leen por sí mismos. El decodificador será el encargado de transformar la señal en legible para el aparato de TV.

¿Qué tipos de decodificadores existen?

  • Los decodificadores TDT, cuyas siglas responden a las palabras Televisión Digital Terrestre, transforma las señales captadas por una antena.
  • Los FTA son decodificadores que reciben una señal abierta, de canales de acceso libre que proceden de satélites. Sus siglas significan Free To Air.
  • Al igual que en el caso de los decodificadores FTA, los decodificadores satelitales -o receptores satelitales- reciben una señal que es transmitida por satélite. La diferencia es que, para los decodificadores satelitales, la señal no es abierta, sino de pago.
  • En el caso de los decodificadores digitales, la señal procede de una empresa proveedora y se comunica mediante cables terrestres, tales como fibra óptica.

¿Cómo elegir un decodificador o receptor de TV?

  • Antes de nada, es necesario conocer las funciones, características y conexiones de que dispone la televisión a la que se va a conectar el aparato decodificador, especialmente en el caso de televisiones antiguas.
  • Si estás pensando en un decodificador satelital o digital, la decisión ha de barajar también al proveedor de servicios, no sólo por la oferta de canales, sino también por las calidades de emisión que ofrecen.
  • En el caso de querer disfrutar de la grabación de un programa en concreto, has de tener en cuenta que no todos los dispositivos de recepción o decodificadores cuentan con esta función.
  • Posiblemente, el decodificador quede a la vista. Por ello, el diseño y la estética del aparato pueden ser aspectos a tener en cuenta.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña