Navega y trabaja cómodamente, gracias a los ordenadores portátiles y netbooks

Vivimos en un tiempo en el que, cada vez más, las largas jornadas de trabajo hacen que pasemos menos tiempo en casa. Así que no es de extrañar que los ordenadores de sobremesa hayan sido desterrados por los ordenadores portátiles y netbooks, cuyos precios suelen estar situados entre los poco más de 50 y los 739€ de algunos modelos. Pero al igual que los ordenadores portátiles y netbooks, es cierto que las tablets también le están ganando terreno a los ordenadores grandes o de sobremesa.


¿Qué tener en cuenta al comprar un portátil o notebook?

Si estás pensando en adquirir un producto de este tipo, debes saber algunas cosas a tener en cuenta antes de hacer la compra perfecta:

  • Uso: aquí entran en juego aspectos como el tamaño de la pantalla y el hardware, dos cosas que inciden, fundamentalmente, en el uso de la batería.
  • Batería: si lo vas a utilizar en una mesa, este no es un aspecto tan importante, ya que lo puedes recargar todo el tiempo. Lo que se aconseja es que adquieras un portátil con una autonomía mínima de 7 horas.
  • Sistema operativo: son varios los sistemas operativos que vas a encontrar en el mercado, entre ellos los portátiles de Apple, que cuentan con sistema operativo Mac, por el que cada vez se decantan más usuarios, a pesar de que el sistema operativo líder es Windows. También, en el mercado, vas a encontrar portátiles que trabajan con Ubuntu.
  • Carcasa: en estos momentos, vas a poder encontrar ordenadores portátiles con carcasas de aluminio, fibra de carbono o aleaciones de magnesio.
  • Tamaño de la pantalla: en el mercado encontrarás modelos con diferentes tamaños de pantalla (de 11 o 12 pulgadas, de 13 o 14 pulgadas, de 15 pulgadas y de 17 o 18 pulgadas). Asimismo, has de tener en cuenta el grado de rotación de la pantalla.
  • Procesador y memoria: actualmente, los portátiles tienen procesadores equivalentes a los ordenadores de sobremesa, aunque, eso sí, el rendimiento no es el mismo.
  • Chip gráfico (GPU): los ordenadores más modernos disponen de su propia GPU. 
  • Teclado y Touch Pad: Debes comprobar que las teclas son suficientemente grandes según tus dedos y que estén bien separadas.
  • Almacenamiento: se recomienda en la actualidad optar por comprar un portátil que tenga discos sólidos SSD.
  • Conectividad: el ordenador que compres debe contar, al menos, con una salida de vídeo HDMI o DVI y también un conector USB 3.0, un lector de tarjetas y, por supuesto, Bluetooth, además de WiFi, para que te puedas conectar a Internet.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña