Retrata el mundo de manera original con los objetivos ojo de pez para cámaras 

La realidad es cuestión de perspectiva y eso lo saben muy bien los fotógrafos. Los objetivos para cámaras permiten retratar el mundo con la máxima precisión, si bien hay algunos que se encargan de hacer lo contrario. Los objetivos ojo de pez para cámaras distorsionan la realidad con el objetivo de hacerla más atractiva o, al menos, más original. Estos objetivos se caracterizan por ofrecer un ángulo de visión de 180º. Esto significa que te permiten captar absolutamente toda la escena, sin que quede nada fuera, gracias a la corta distancia focal del objetivo (entre 8 y 16 mm) y a la forma que tiene su lente frontal. El ángulo de visión de esta clase de objetivos y filtros para cámaras recuerda a la mirilla de una puerta.

Dónde utilizar los objetivos ojo de pez
Esta clase de objetivos puede aplicarse a cualquier situación, aunque hay escenarios ideales en los que la distorsión resulta extremadamente creativa. Por ejemplo, en los espacios arquitectónicos, el ojo de pez puede ofrecer un resultado sensacional. Y es que en un solo disparo puedes captar el interior de una catedral o un museo.
Para los paisajes este objetivo también es muy recomendable, ya que brinda una perspectiva sensacional de la escena que tienes frente a ti. Eso sí, recuerda que realizar una fotografía increíble depende mucho de la imagen que desees captar, aunque también de diversos factores como el encuadre, la luz, etc. En este contexto, el objetivo ojo de pez Canon es uno de los más valorados, ya que también la calidad del propio objetivo es esencial.
Un objetivo ojo de pez cuesta entre 130 y 600€, en función de la marca, el modelo y otros aspectos.

Consejos para el uso del objetivo ojo de pez
Para sacar el máximo partido a tu objetivo, puedes seguir una serie de consejos. Ya sabes que el ángulo de visión del objetivo es muy amplio, de modo que tendrás que considerar todos los elementos que van a aparecer. Esto supone que también deberás tener cuidado con todo aquello que no deseas que figure, como contenedores de basura, vallas, etc.
Si vas a retratar a una persona, esta deberá situarse en el centro, ya que es donde hay menor distorsión. Tenlo presente. Además, también puedes jugar con los filtros para cámaras para tomar instantáneas todavía más creativas.
Si quieres que tu objetivo se mantenga siempre en perfecto estado, no olvides la utilización de tapas para objetivos para cámaras, que evitarán que entre suciedad y polvo.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña