Pon a punto tu jardín con las motoazadas y escarificadores de jardín 

Disponer de un bonito y saludable jardín requiere tiempo y constancia. Tienes que saber que no basta con regar el césped, sino que es muy importante removerlo y airearlo. En este cometido, las motoazadas y escarificadores de jardín representan un papel primordial. Su función es la de remover la tierra para que pueda regenerarse y, de esta manera, prepararla para la siembra. Estas herramientas eléctricas de jardín se convertirán en tu mejor aliado para poder disfrutar de tu pequeño hábitat natural en todo su esplendor.

Cuáles son los beneficios de estas máquinas para tu jardín
Este tipo de artículos para terraza y jardín contribuyen a la aireación necesaria del césped para que se mantenga sano. Una motoazada está compuesta por cuchillas rotativas que se introducen en la tierra para removerla y dejarla lista para la posterior siembra. Las mejores épocas para realizar estas labores con motocultores Honda, por ejemplo, son la primavera y el otoño.
Por su parte, los escarificadores realizan una tarea similar a las anteriores, pero con menor profundidad. Su principal cometido es rasgar la capa más superficial del terreno para limpiarla de restos de hojas y otros residuos que se encuentren en el césped.
Las motoazadas y escarificadores de jardín no solo permiten que la tierra se airee, sino también librarla de los hongos y bacterias. Asimismo, evitan que el terreno se vuelva impermeable y, por ende, hacen que se aproveche toda el agua.
Si estás interesado en una de estas máquinas, ten en cuenta que sus precios oscilan entre los 100 y 600€. Asimismo, también es posible encontrar motoazadas de segunda mano, que pueden resultar mucho más económicas. Recuerda que las motoazadas Honda son algunas de las mejor valoradas.

Cómo utilizar las motoazadas y escarificadores de jardín

Es conveniente utilizar las motoazadas y escarificadores de jardín al menos una vez al año y, a ser posible, en primavera. Si notas que la tierra necesita una nueva pasada, podrías realizarla de nuevo en otoño.
Tanto las motoazadas usadas como las nuevas funcionan sin ejercer demasiada fuerza, es decir, no se aconseja empujarlas, sino dejar que trabajen solas. En el caso de los escarificadores, consiste en ir rasgando la superficie hasta conseguir el resultado deseado. Tras finalizar la tarea, observarás que tu césped parece dañado, pero no te preocupes porque en solo unos días volverá a lucir tan verde como de costumbre.
También puedes usar aspiradores y sopladores eléctricos de jardín para eliminar las hojas del terreno y otras máquinas como las desmenuzadoras y trituradoras de jardín, indicadas para triturar toda clase de residuos.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña