Moldes de galletas, formas muy golosas

Elaborar galletas caseras permite hacerlas con nuestros sabores, textura e ingredientes favoritos y, además, mucho más saludables, pues no contienen los componentes industriales de las comerciales. Además, la enorme variedad de moldes de galletas disponibles en el mercado te regala infinitas posibilidades a la hora de moldearlas y decorarlas, lo que las hace mucho más apetecibles.

¿Cuántos tipos de moldes para galletas existen?

El secreto de unas galletas deliciosas está en tener un buen kit de utensilios para su elaboración. En él no pueden faltar los moldes para galletas, de los que encontrarás cientos de posibilidades, que despertarán tu creatividad y te permitirán adaptarlas a cada momento del calendario o las preferencias de tus amigos o familia.

Así, puedes encontrar moldes de galletas de Navidad con silueta de árbol, de bolas navideñas, de muñeco de nieve, de estrella, como las típicas de glasa real, e incluso de piruleta; la oferta de moldes de galletas navideñas es ilimitada. También hay moldes de galletas de corazón, ideales para fechas especiales como San Valentín o simplemente para tener un detalle dulce con tus personas favoritas; o con formas vegetales, geométricas o animales, con los que harás galletas de lo más originales.

¿Qué materiales son más comunes en los moldes de galletas?

El tipo de material determina un desenlace delicioso. Los de silicona son perfectos para grabar dibujos en las galletas o darles la forma deseada. Para usarlos únicamente hay que untarlos con mantequilla, y su desmoldado es muy sencillo. Otra opción son los moldes de galletas de hierro, que además funcionan como cortadores de masa, abriéndote un abanico de posibilidades creativas todavía más amplio.

¿En qué hay que fijarse para elegir moldes de galletas?

Antes de decantarte por uno u otro, es importante tener en cuenta el tipo de galletas que vas a elaborar y la forma que pretendes lograr. Si quieres personalizarlas creando tu propia forma, grosor y decoración, lo ideal es que escojas uno de metal. Si buscas uno todoterreno o decorarlas con dibujos, los de silicona son una buena opción.

¿Cómo se usan los moldes de galletas?

Hacer galletas es todo un arte y, además, sencillo. Únicamente hay que introducir una porción de masa en el molde previamente untado con mantequilla o aceite, prensarla bien para que se reparta uniformemente por todos los recovecos del molde y, finalmente, hornear.