Microsoft Xbox Series S Consolas de videojuegos

Microsoft Xbox Series S

Los amantes de los videojuegos potentes más novedosos están de enhorabuena desde la llegada de la nueva Xbox Series S, una consola que no tiene nada que envidiar a su hermana mayor Xbox Series X. Xbox Series S es una versión recortada de la Series X en la que han sido eliminados todos los elementos que permitían reducir su versión ampliada, la Series X, para hacerla de este modo más económica. Se trata de una máquina de nueva generación que se ha convertido en una opción muy interesante para los usuarios de Xbox desde su lanzamiento en noviembre de 2020.

Xbox Series S vs. Xbox Series X

Para poder elegir entre la Xbox Series S y la Xbox Series X es necesario conocer las diferencias y similitudes entre ambas. Una de las principales diferencias que salta a la vista es el tamaño: la Xbox Series S es más pequeña que la Series X, y además es una consola más corta y menos gruesa.

Esta diferencia de tamaño se debe a que en su interior han sido eliminados ciertos componentes para conseguir una versión mucho más económica. Concretamente, la Series S es una consola totalmente digital, es decir, el lector de disco ha sido suprimido en la Series S. A diferencia de la Series X, no se pueden reproducir juegos físicos pero sí es posible descargar y jugar a juegos digitales.

Ambas consolas difieren también en la memoria RAM. En el caso de las Series S, la potencia de procesamiento es algo inferior que la de las Series X. Pese a esta diferencia, cabe destacar que ambos modelos presentan el mismo estilo de controlador y pueden emplearse para jugar al mismo tipo de juegos. Los dos ofrecen transmisión a 4K, ejecutan juegos a 60 fps de forma nativa y son capaces de contar con hasta 120 fps reduciendo la resolución.

Entre los puntos a favor de la Xbox Series S podemos destacar, además, que es más barata, dado que su procesador proporciona un gran desempeño, aunque no tanto como el de la Xbox Series X. Asimismo, la compatibilidad con los mismos juegos de la Xbox Series X queda totalmente garantizada, así como el acceso a Game Pass. Por último, cabe señalar, asimismo, que con la Xbox Series S ahorras espacio, puesto que los juegos son digitales y no tendrás que acumular cajas y envoltorios varios.

Gráficos y otras características de Xbox Series S

Cuando se trata de elegir entre un modelo de consola y otro resulta fundamental conocer las especificaciones técnicas de cada uno. También es importante esta información para poder determinar qué tipo de juegos es capaz de ejecutar. Las características principales de la Xbox Series S son las siguientes:

  • CPU: AMD Zen 2 a 3 Ghz
  • GPU: 4 TFLOP con compatibilidad para Ray Tracing y RDNA 2
  • Memoria RAM GDRR6 de 10 GB
  • Almacenamiento SSD NVMe 512 GB
  • Consola completamente digital
  • Reescalado de juegos a 4K
  • Resolución a 1440p
  • Salida HDMI 2.1
  • 3 puertos USB A, 1 HDMI, 1 Ethernet
  • Dimensiones: 27,5 cm de largo, 6,5 cm de grosor y 15,1 cm de fondo
  • Peso: 1928 g