Los marcapáginas: el artículo que debe tener todo el amante de la literatura
Un marcapáginas es el artículo necesario para todo amante de los libros, ya que es el encargado de encontrar en todo momento en que parte de la lectura te encuentras. En la historia del libro han existido múltiples formas de señalar la última página que leíste. Las ediciones tradicionales traían una cinta en la parte superior que se desplegaba para marcar la página, esa cinta lleva el nombre de “punto de lectura”.
En la actualidad muchos libros vienen con una solapa en la portada o contraportada que también sirve para marcar la última página leída, pero las ediciones clásicas o de bolsillo no traen este elemento por lo que se hace indispensable poseer un marcapáginas.

Características de un marcapáginas
Un marcapáginas está compuesto por regla general por una tira de cartulina lo suficientemente delgada para colarse entre las páginas de tu libro. Estas cintas de cartulina vienen normalmente con ilustraciones alusivas a los textos en los que vienen o con información sobre las editoriales que las distribuyen. Además de ser un gran complemento para todo buen lector, es también un buen mecanismo de promoción para editoriales y autores.

La evolución de los marcapáginas
Hasta hace poco en estos productos se realizaban todo tipo de anuncios, ventas de ropa, jabón, medicinas, etcétera, pero con los años y la evolución de las imprentas, a partir de los años 60 comenzaron a verse como una manifestación artística más. Pasaron a convertirse en regalos para ocasiones especiales y se empezaron a fabricar con otros materiales como seda, madera, cuero o plástico, entre otros.
En la actualidad se fabrican marcapáginas que no solo te indican la página en que te quedaste, sino que poseen un indicador extra que te señala también el párrafo.

Otros accesorios importantes para los amantes de la lectura
Además de los marcapáginas, hoy en día también puedes adquirir otros accesorios importantes que te ayudarán con la lectura y con la conservación de tus libros y cómics, como es el caso de las lámparas de luz LED con pinza o las fundas para libros.
Los marcapáginas, además, son bastante económicos. Un lote de 10 marcapáginas tradicionales puede costarte 2€, mientras que un marcapáginas moderno interactivo, puede costarte 5 u 8€. Estos últimos son para los lectores más apasionados. Si eres de los que lee varios libros a la vez seguramente vas a necesitar un buen lote de marcapáginas.