En busca del afeitado perfecto

Por muy de moda que se hayan puesto últimamente las barbas, todavía son muchos los hombres que prefieren lucir un cómodo, clásico y elegante rasurado en sus rostros, aunque quizás no todos ellos sepan aún cuál es el tipo de maquinilla de afeitar que mejor se adapta a sus necesidades. Si te encuentras en ese grupo, toma buena nota de esta pequeña guía.


Las maquinillas desechables

Son una opción realmente económica y resultan ideales tanto para los principiantes que se estén iniciando en el mundo del afeitado como para los hombres con abundante barba que necesitan afeitarse frecuentemente. Son fáciles de encontrar en diferentes tipos de tiendas (perfumerías, supermercados, gasolineras...), resultan idóneas para viajar y no necesitan mantenimiento alguno: después de un par de afeitados, se desechan y se utiliza una nueva. Su lado negativo: su apurado no es tan bueno como el de otras maquinillas y resultan muy poco ecológicas por la cantidad de deshechos que generan.


Un alternativa similar son las maquinillas de afeitar en las que lo que se desecha es únicamente el cabezal con las cuchillas, conservándose el mango. Este tipo de maquinillas de afeitar masculinas ofrece un afeitado más parecido al de las máquinas eléctricas y resulta algo menos nocivo para el medio ambiente que las desechables, pero a cambio requiere un considerable gasto regular en recambios, especialmente si confiamos en marcas de renombre como Gillette o Wilkinson.


Las maquinillas clásicas


Si lo que quieres es afeitarte logrando el máximo apurado, tratando con más delicadeza tu piel y haciéndolo además de la forma más elegante posible, está será sin duda tu elección. Dar con la maquinilla clásica ideal puede resultar un poco más complejo, ya que tendrás que dar con la que tenga el tamaño, el peso, la textura y el agarre con el que te encuentres más cómodo, pero, una vez que des con ella, tendrás maquinilla para toda la vida, sobre todo si inviertes un poco y te compras una Mühle, Merkur o Parker.


Las máquinas eléctricas

Obviamente, no todos los hombres tienen el tiempo necesario para recrearse en el ritual del afeitado, y lo que muchos necesitan es una opción realmente rápida que les solvente el problema de su incipiente barba en pocos minutos. La solución en este caso pasa por una máquina eléctrica, que suele ofrecer muy decentes resultados de forma rápida y sencilla, y además requiere muy poco mantenimiento (cambiar las cuchillas una vez al año suele ser más que suficiente). Una vez más, la inversión en una buena máquina de marca es muy recomendable, siendo Braun y Philips las que más y mejores modelos tienen en el mercado.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña