El inicio de un ciclo, la creación de los mandos a distancia
Si hace veinte años te hubiesen preguntado, ¿qué no puede faltar en casa? Probablemente hubieses respondido: el mando a distancia. La televisión modificó los patrones de conducta de todos, de pronto se hizo más fácil pasar el tiempo tumbados viendo la tele y cambiando canales.
Pero esto no siempre fue así, los mandos a distancia no gobernaron los televisores del mundo hasta en los años 80 cuando se creó el sistema de transmisión por infrarrojo. Anterior a ello, muchos prototipos se habían creado, pero todos fracasaron o se quedaron obsoletos por distintas razones.

La evolución en la era digital
Poco a poco este sistema que se creó para televisores, fue adaptado a otros equipos y con el nacimiento de nuevos elementos de entretenimiento, los mandos a distancia se multiplicaron para controlar los equipos de sonido, DVDs, Blurays, etcétera. Hoy en día es imposible pensar en cualquier producto de este tipo que no cuente con un mando a distancia, e incluso las consolas de videojuegos han adoptado una señal inalámbrica para sus mandos.

El control al alcance de tu mano
En esos domingos que no queremos ni movernos de la cama, el mando a distancia nos facilita mucho el entretenimiento. Con la evolución de estos sistemas, podemos adquirir hasta gafas 3D para TV. En la constante evolución de estos equipos nada se deja al azar. Lo importante de los dispositivos es ofrecer cada vez una mejor calidad de imagen y de sonido, mientras que los mandos a distancia o control remoto, como les llaman en otras partes del mundo, incorporan cada vez más funciones para desplegar todo el potencial del televisor o del equipo de sonido.

Qué otras cosas necesito para montar mi sistema de entretenimiento
Un buen sistema de entretenimiento en casa posee un gran sistema de sonido. No puedes no adquirir un buen set de altavoces con sus bases y soportes para la TV. También vas a necesitar un buen mueble para poner tu televisor, o si lo prefieres un soporte de pared para colgarlo, además de los cables y adaptadores que te permitan hacer todas las conexiones necesarias.
Completa tu sistema con un mando a distancia Philips para TV y Home Audio que te puede costar entre 14 y 20€, y si eres cuidadoso con tus artículos, estos mandos a distancia te pueden durar toda la vida.