Las ventajas de ejercitarte también con mancuernas
Ya sea que vayas regularmente o no a un gimnasio, tener unas mancuernas en casa puede ser muy beneficioso en tu programa de ejercicios.
Las mancuernas son pesos que a través de la realización de ejercicios fortalecen diferentes músculos. Hay ejercicios compuestos, como los press de banca con mancuernas que pueden ayudarte a fortalecer pectorales, deltoides y bíceps. También puedes usar mancuernas para trabajar el trapecio y el bíceps y otros músculos el cuerpo según el ejercicio realizado. Por eso, si combinas el uso de mancuernas con el uso de otras máquinas tu rutina de ejercicios será más completa.
Una de las ventajas que tiene trabajar con mancuernas es que puedes ir aumentando el peso de las mismas poco a poco, mientras que en otros aparatos como los bancos y estaciones de musculación, los cambios de peso son de mayor envergadura, lo que podría causar sobrecargas en tus músculos corriendo el riesgo incluso de tener lesiones.
Asimismo, si estás buscando desarrollar musculación, las mancuernas exigen un mayor esfuerzo en un músculo específico, este foco hace que el progreso en dicho músculo o grupo de músculos se note más rápidamente. Además, ayudan a desarrollar el sentido de equilibrio, lo cual es muy importante cuando trabajes haciendo dominadas o si practicas el levantamiento de pesas.

Tipos de mancuernas
Básicamente podemos hablar de tres tipos de mancuernas según su agarre:

  • Las mancuernas de agarre metálico: puede que al principio te resulte más incómodas de coger por ser más ásperas en contacto con tus dedos, pero tienen la ventaja de que proporcionan más estabilidad en el agarre lo cual se vuelve cada vez más importante conforme se van usando mancuernas de más peso.
  • Las mancuernas de agarre de goma: son más fáciles de coger, pero por otro lado, cuando ya pasan de cierto peso, y uso, es más difícil sostenerlas ya que pueden deslizarse debido al desgaste del material de sujeción.
  • Las mancuernas de disco: éstas prácticamente ya no se utilizan porque es preferible comprar un juego de mancuernas con diferentes pesos que tener que cambiar los discos para aumentar o disminuir el peso a levantar.

Si buscas comprar mancuernas baratas, puede que la mejor opción sea buscar unas mancuernas de segunda mano. Un par de mancuernas usadas te puede costar entre 1 y 10€, mientras que un par de mancuernas nuevas entre 14 y 35€ dependiendo del peso y del material.
Si tu objetivo es trabajar musculación, opta por la combinación apropiada de trabajo en máquinas con ejercicios con mancuernas. La evolución en tu proceso de musculación será mayor y mucho más rápido.