Da un toque rústico a tu hogar con unas llaves antiguas forjadas en hierro y bronce 

La función de las llaves es obvia, pero lo que no lo es tanto es que son objetos ligados a la atracción de la fortuna. En el caso de las llaves antiguas forjadas en hierro y bronce, esta simbología se funde con su vertiente más estética y, de hecho, enseguida nos daremos cuenta de que estos objetos del campo del arte y antigüedades son tremendamente decorativos. En este sentido, es posible encontrar llaves más pequeñas y otras de mayor tamaño, algunas de estilo vintage y otras de estilo barroco, pero lo que está claro es que todas ellas encierran cierto aire de nostalgia que las hace perfectas para ciertos tipos de estilos decorativos.

Las llaves antiguas forjadas en hierro y bronce como elementos decorativos
Hace unas décadas, las puertas de los hogares, los baúles o los armarios se servían de este tipo de instrumentos forjados de hierro y bronce para su apertura. Con el paso del tiempo, las llaves han evolucionado y ya son más pequeñas y ligeras, pero eso no significa que las antiguas ya no tengan ninguna utilidad.
Las llaves antiguas forjadas en hierro y bronce son aquellas de considerable tamaño y de tubo cilíndrico. Gracias a su vistoso diseño no necesitas mucho más para que se transformen en un coqueto objeto decorativo. Puedes colocar muchas llaves juntas y enmarcarlas, pintarlas y darles un toque de color o, simplemente, dejarlas con su color de metal natural.
Puede ser un bonito detalle de pared e, incluso, puedes combinarlas con planchas forjadas en hierro y bronce y también jugar con otros artículos antiguos forjados en hierro y bronce. El objetivo es crear un ambiente rústico añadiendo, además, otros elementos como bordados o encajes.

Conserva tus llaves antiguas como el primer día
Los objetos de metal requieren de mantenimiento con cierta frecuencia. Si quieres que las llaves antiguas forjadas en hierro y bronce conserven su esplendor, deberás aprender a limpiarlas. En cualquier tienda puedes encontrar limpiadores específicos para metales, pero también puedes realizar uno casero con ingredientes que seguro que tienes ya en tu hogar. El vinagre y el bicarbonato son grandes aliados para limpiar tus llaves antiguas y otros objetos de metal. Además, son muy efectivos para luchar contra la temida oxidación.
¿Tienes interés en comprar llaves antiguas forjadas en hierro y bronce? Cuestan entre 8 y 50€, dependiendo de su tamaño, estado de conservación y otros aspectos.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña