Coleccionar libros es una pasión y es adictivo

Así como hay cazadores de tesoros hay cazadores de libros. Cuando coleccionas libros antiguos, recoges historias y pensamientos que son importantes para ti y que tienen algún significado que quieres atesorar por los tiempos venideros. De un modo intrínseco y aunque no lo sepamos, forman parte de nuestro ser. En la medida en que los tocamos, hojeamos y pasamos nuestra vista por sus páginas, nos damos cuenta de que nos transportan a un tiempo en el que no estuvimos.  Los libros nos permiten viajar, soñar, creer en lo imposible; los libros guardan el alma de las personas que los han leído y vivido sus historias. Los libros de hoy en dia ya no guardan la elegancia de antaño.

Cuando coleccionas libros antiguos puedes hacerlo siguiendo una estructura, como por ejemplo, autor, temática, año de publicación; no obstante, lo importante es que los mismos sean de tu interés e incluso mostrar atención a los accesorios.
Para coleccionarlos no hay que ser un experto en la práctica, pero sin embargo, sí es básico tomar en cuenta algunos puntos que detallamos a continuación:


¿Qué se considera un libro antiguo? 


Debemos partir de la premisa de que un libro antiguo es el resultado de un proceso manual o artesanal y estas características tienen que ver asimismo con el material con que estè hecho y  con la impresión del mismo (tirada). Todo esto, al igual que su contenido, lo proyectan como herencia cultural y le dan una valoración que hoy por hoy, se transfiere a valores monetarios. 


¿Donde conseguir libros antiguos?

Desde librerías, mercadillos, hasta tiendas online, hoy en día existen un montón de lugares a donde los coleccionistas de libros antiguos pueden acudir. Definitivamente, donde encontrarán más opciones es en internet, pues te permite conectar con coleccionistas de todos los lugares del mundo y realizar compras e intercambios. ¡Ojo, también hay audiolibros sobre estos libros!


El libro debe estar en buenas condiciones


Cuando vayas a adquirir un libro de texto antiguo o un libro de consulta antiguo, debes confirmar que el mismo se encuentre en buenas condiciones, verifica que las hojas no estén maltratadas y la encuadernación se mantenga en buen estado.


Mantente dentro de tu presupuesto


Siempre investiga las opciones que existen en el mercado, si te apresuras puede ser que hayas pagado más por algo que otro proveedor te ofrece por menos y quizás, inclusive, en mejores condiciones.
Mientras más viejo el libro, más valor tangible e intangible adquiere (con precios desde 300 a 500€), pues más que un libro es una herencia cultural que involucra valores tanto históricos como de conocimientos.