El lavavajillas, un gran aliado en el hogar 

Claramente tu vajilla debe mantenerse limpia, a la vez que debe ser tratada con cuidado, y para ello cuentas con un gran aliado después de recoger la mesa, el lavavajillas.
Cada vez es más común ver este electrodoméstico en la cocina de muchos hogares. Y es que, más allá de la comodidad de no tener que lavar a mano, los lavavajillas limpian eficazmente los platos, a la vez que reducen el consumo energético y nos permiten ahorrar mucho tiempo. Solamente debemos llenar el lavavajillas, añadir el detergente, encenderlo y, cuando termine el ciclo de lavado, vaciar el aparato, lo que nos permite hacer sobremesa o cualquier otra actividad después de comer. Existen diferentes marcas de lavavajillas, Bosch, Electrolux, Fagor, Siemens, Zanussi… todas ellas con innovadoras prestaciones y características particulares; así que, ante tantas opciones en el mercado, es importante que evalúes cuál se ajusta mejor a tu presupuesto, tus necesidades de capacidad y tus preferencias de diseño

Cómo dar con el lavavajillas adecuado 

Lo primero a tener en cuenta es la capacidad, ya que existen lavavajillas para 6, 8, 12 y hasta 14 cubiertos o servicios. Es importante que la capacidad vaya en función de la cantidad de personas que viven en la casa. Evidentemente, no comprarás el mismo lavavajillas si vives solo con tu pareja a si tienes una familia grande en la que hay bebés y niños pequeños. A veces, compramos lavavajillas con una capacidad mucho mayor a la que necesitamos, pensando que en un futuro nos serán útiles, y suele ser un error, ya que terminamos acumulando platos sucios en su interior durante días y gastamos más agua y electricidad de la que gastaríamos con uno acorde a nuestras necesidades.
Si somos muy pocas personas en casa, merece la pena pensar en comprar un lavavajillas compacto, que suele tener 40cm de alto por 50cm de ancho y 50cm de profundidad.Otro aspecto a tener en cuenta es el tipo de instalación. Existen lavavajillas integrables, que están diseñados para acoplarse en el mobiliario y combinar a la perfección con el estilo de tu cocina, y hay lavavajillas de libre instalación, que se pueden colocar en cualquier lugar en el que haya una toma de agua. Los de libre instalación, aunque no encajan al detalle con el mobiliario, vienen en diseños modernos y atractivos, generalmente en acero inoxidable o en blanco, y se pueden intentar combinar con el resto de los electrodomésticos.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña