La lavadora: ese electrodoméstico imprescindible

La lavadora era un artículo de lujo allá por principios del siglo XX, cuando fue creada y patentada. Muy pocas personas podían permitirse una. Pero esta tendencia fue cambiando y fueron cada vez más las casas que tenían lavadoras en sus “áreas de lavado”.
Hoy en día es un electrodoméstico indispensable para el uso diario. Nadie puede pensar en tener una casa sin lavadora. Incluso algunos tienen un área específica para todo lo relacionado con el lavado, que puede incluir tendedero, secadora, etc… Aunque también es verdad que otras personas optan por no tener estos equipos y mandar a lavar todo lo que necesitan a una empresa, ya que no cuentan con mucho tiempo para hacerlo ellos mismos.

Fíjate si es imprescindible, que se ha relacionado incluso con un elemento de la liberación de la mujer, ya que no tiene que dedicar tiempo a lavar como hacía antiguamente (un gesto muy machista ya que los hombres también pueden limpiar) y puede dedicarse más al mundo laboral.


Tipos de lavadoras

La lavadora ha evolucionado tanto que existen un montón de tipos y marcas, como Bosch, Siemens, Candy.... Algunas son sólo lavadoras, otras lavadoras-secadoras, otras lavadoras ecológicas, etc… Si te podemos recomendar alguna, son sin duda las lavadoras ecológicas.
Estas lavadoras ecológicas, lo son porque lavan la ropa con el menor gasto de agua y electricidad posible. Y en los tiempos en los que estamos, debemos cuidar nuestro planeta. Incluso este tipo de lavadoras están construidas con materiales lo menos contaminantes posibles. Además, te ayudará a fin de mes, ya que el ahorro en energía será muy notable.
Además si se te avería, es muy fácil conseguir las piezas y recambios que necesitas para su reparación.

Lavasecadoras: lo último en lavadoras

Y si ya queremos tener en casa lo último, están las lavasecadoras. Son lavadoras-secadoras todo en uno (con precios desde 300 a 500€), así te ahorras espacio al no tener los dos equipos por separado. Con esto puedes programar primero el programa de lavado y después el de secado. ¿Qué más podemos pedir?
Entre las ventajas a tener en cuenta de tener una lavasecadora son:

  • Ahorro de espacio: te ahorrará mucho espacio en tu casa al no tener que tener dos equipos. Ya con uno es suficiente y te hace las dos funciones
  • Versatilidad: Puedes usar cada una de las funciones por separado. Si gustas solo lavar o solo secar, no tendrás ningún problema.
  • Ahorro de tiempo: Ya que podrás programar las dos funciones al mismo momento, lavado y secado, te ahorrará mucho tiempo y sabrás que al terminar de trabajar, tendrás todo listo.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña