Laúdes árabes. Ecos de música oriental

Los laúdes son los instrumentos tradicionales más típicos de la música árabe y de ellos se derivan los laúdes europeos. Es un instrumento de cuerda cuyo origen se remonta a la Edad Media, cuando solo contaba con cuatro órdenes, y produce un sonido de acordes limpios y graves. Se utiliza en la orquesta árabe y también los cantantes solían llevar un laúd árabe para acompañarse en sus recitales. Los laúdes árabes no son solo instrumentos imprescindibles para tocar música tradicional, sino que, en la actualidad, se ha revalorizado también como instrumento solista y los músicos más famosos mezclan sus referentes con otros estilos como el jazz. Es muy habitual que los laudistas ofrezcan conciertos solo con laúdes árabes.

¿Cómo son los laúdes árabes?

Los laúdes árabes han evolucionado a lo largo del tiempo y, en la actualidad, constan de las siguientes partes:

  • Caja de resonancia: tiene forma de pera y está construida en maderas duras como el arce o el nogal, a base de láminas de madera. También suele tener tres rosetones en su parte frontal.
  • Mástil: es más corto que en el laúd europeo, se curva hacia atrás a la altura de la cejilla hacia y carece de trastes.
  • Cuerdas: lleva 11 o 12 cuerdas agrupadas en pares en 5 o 6 órdenes.
  • Tapa armónica plana: cierra la caja y soporta la tensión de las cuerdas.
  • Clavijero: es la pieza en la que termina el mástil y está doblada hacia atrás. Es punto de agarre de las cuerdas que se mantienen en tensión mediante clavijas.

¿Qué materiales usan los laúdes árabes?

La fabricación de laúdes árabes en la actualidad se hace de forma que mezcla elementos artesanos con otros mecánicos.

Se utiliza una madera que no debe ser muy porosa, pero sí muy flexible. Las favoritas son el nogal, el palo de rosa y la caoba.

Las cuerdas del laúd, en su origen, se fabricaban con tripa, pero ahora son de nailon.

¿Qué simbología tienen las cuerdas del laúd árabe?

Tradicionalmente cada cuerda del laúd árabe tenía un significado relacionado con el cuerpo humano. En aquella época los laúdes árabes tenían 5 cuerdas.

  • Primera cuerda: se teñía de color amarillo y simbolizaba la bilis.
  • Segunda cuerda: teñida de color rojo, simbolizaba la sangre.
  • Tercera cuerda: su tinte era de color blanco, símbolo de la flema.
  • Cuarta cuerda: se teñía de negro y representaba la bilis negra o melancolía.
  • Quinta cuerda: también teñida de rojo, un poco más oscuro, simbolizaba el alma.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña