El nacimiento del karaoke y su expansión por el mundo

El primer sistema de karaoke fue creado en Japón por Daisue Inoue, un músico japonés que buscaba una forma de ganarse la vida y se le ocurrió crear estas máquinas para alquilarlas en bares por todo Kobe.  Por aquel entonces, las máquinas funcionaban con monedas y cintas de grabaciones, pero luego al sistema se le añadieron CD’s, Laserdiscs y posteriormente DVD’s.

Cómo funciona un karaoke


El sistema de karaoke funciona de una forma muy sencilla. Estas máquinas contienen una entrada de audio, un modificador,  una salida de video y otra salida de audio. El sistema se conecta por lo general a un televisor y altavoces. En las pantallas se reproduce la letra de la canción mientras suena la pista original sin voz para que los más atrevidos canten.

Los sistemas de karaoke que ahora puedes tener en tu casa


Adquirir un sistema de karaoke no es una tarea complicada, de hecho, si ya posees un sistema de altavoces en casa puedes adquirir el karaoke y conectarlo a ellos. Muchos de estos sistemas vienen con un buen número de canciones pregrabadas en sus memorias internas, por lo que solo tendrás que conectarlo y ponerte a cantar. Sin embargo, también tienes la opción de comprar discos de karaoke CDG, los cuales son los más aceptados por estos dispositivos.


Qué necesita tu karaoke para funcionar


Para un uso doméstico te bastará un sistema de karaoke sencillo, con micrófonos, altavoces, pantalla reproductora y cables conectores. Sin embargo, si quieres un reproductor de karaoke para tu negocio, lo mejor será comprar un sistema de karaoke profesional. Estos son un poco más grandes y vienen con amplificador, mezclador y altavoces PA. Las ventajas de los sistemas profesionales es que son más completos, su sonido es mucho más potente y envolvente y siempre tienes la opción de adquirir CD's gráficos y DVD's para ampliar tu catálogo musical.


Dónde puedes encontrar un buen sistema de karaoke


Los sistemas de Karaoke los puedes encontrar en tiendas de electrodomésticos, tiendas de música o páginas webs. Un reproductor de karaoke para uso casero te puede costar aproximadamente unos 40€, mientras que uno de uso profesional lo puedes encontrar por un precio entre 150 y 200€. Si te gusta cantar y pasarlo bien con tu familia y amigos no dudes en hacerte con un sistema de karaoke. Después ya no tendrás más reuniones aburridas.