¿Tienes uno que vender?

Haz que lo vean millones de compradores.

Air Hockey, una sana diversión en casa 

Es posible que hayas disfrutado de la diversión de jugar en una mesa de Air Hockey en algún salón recreativo, y es que, sin importar la edad, este juego supone una emocionante forma de pasar el tiempo. Si no sabes muy bien qué es, te explicamos. Se trata de un juego de precisión, táctica, habilidad y reflejos de las manos para poder sorprender a tu oponente y marcar un gol mientras evitas que te sorprendan a ti. Un juego de rapidez y reflejos que ahora podemos vivir en la comodidad y tranquilidad del hogar, perfecto para grandes y chicos, y que fomenta la diversión entre hermanos, padres e hijos, o la excusa perfecta para reunirse con los amigos. Funciona de forma sencilla: dos jugadores se enfrentan en el partido de hockey tratando de deslizar el disco por la mesa y anotar un gol haciéndolo pasar por la ranura del contrario. El disco se desliza gracias al aire que sale por los distintos agujeros que hay a lo largo de la mesa. Comparado con otros juegos electrónicos que podemos encontrar, el air hockey es uno de los más dinámicos para jugar entre dos personas (o más si haces una especie de mini-torneo). 

Me gusta la idea, ¿Cómo elijo mi mesa? 

Primero hay que tener en cuenta el tipo de mesa que quieres y el espacio que tengas disponible para poder colocarla. Existen mesas de grandes dimensiones para torneos profesionales y otras más pequeñas que están casi a la par del tamaño de los juguetes infantiles. Y ahora viene la pregunta, ¿Cuánto cuestan? Bueno, el rango de precios usualmente depende del tamaño de la mesa y los materiales con los que está hecha, además de las características del ventilador y los accesorios que pueda incluir. Dicho esto, el precio puede variar entre 50 y 3500€ para mesas de estilo profesional. Algunas mesas no profesionales son multiuso, teniendo la posibilidad de transformarlas y adaptarlas a otros juegos de mesa.

Tengo mi mesa, ¿Cómo empiezo a jugar? 

Las mesas normalmente vienen con los discos y mazos necesarios para comenzar a jugar inmediatamente luego de su instalación, pero no estaría mal buscar algunas piezas de repuesto en caso de que se dañen o se pierdan las originales.

Ahora solo te toca estrenarla con algún amigo o familiar. Busca los mazos y los discos y prepárate para divertirte. El hockey de aire es un excelente pasatiempo que te ofrecerá horas y horas de diversión.

 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña