Un regalo y al mismo tiempo un recuerdo que se puede materializar

Cuando queremos tener un detalle con alguna persona querida ya sea por un cumpleaños, aniversario o cualquier otra ocasión especial, uno de los regalos más recurrentes y que siempre resulta ser un acierto es cualquier pieza de joyería que además de su valor económico simboliza un valor sentimental, incluso un compromiso con el destinatario. 


Las joyas son objetos llenos de simbolismo y curiosidades que han evolucionado con el paso del tiempo

Ya desde el antiguo Egipto, la joyería ha sido siempre un reflejo del estatus que se tenía en la sociedad y se consideraba en muchas ocasiones como amuletos de protección según los materiales y piedras preciosas que se empleaban en su elaboración.
Podemos encontrar numerosos artículos de joyería, como por ejemplo pendientes, joyas para el pelo, anillos o cadenas y colgantes entre otros.


Los pendientes son uno de los artículos de joyería más apreciados y se utilizan para resaltar la belleza del rostro de la mujer. Las joyas para el pelo son otro de los complementos que se utilizan desde tiempos romanos y cuyos materiales y diseños han ido evolucionando según las modas. El anillo es un símbolo de compromiso matrimonial entre un hombre y una mujer, lo cual se ha mantenido de forma universal desde hace cientos de años y en diferentes sociedades.


Las cadenas y colgantes de oro también han cambiado su forma ya que comenzaron siendo rígidas y han evolucionado hasta adoptar un acabado flexible. Se suelen emplear en su fabricación materiales nobles como el oro y la plata en diferentes colores y tonalidades.
Desde tiempos antiguos, la orfebrería, que es el término con el que se designa al arte de la elaboración de joyería artesanal, ha ido evolucionando según la sociedad y sus usos al  incorporar técnicas de elaboración cada vez más modernas, siendo bastante apreciada por el consumidor actual.


Diferentes tipos de joyas para diferentes tipos de consumidores

Dentro del mundo de la joyería hay opciones para quienes tienen gustos más sencillos y prefieren diseños minimalistas y simples, pero también para los consumidores más ostentosos que apuestan por joyas con un exceso de materiales empleados. En cualquier caso, las posibilidades son numerosas, ya que podemos encontrar pendientes realizados en plata de ley por 6,50€ hasta anillos de oro con piedras preciosas por 600€.
El abanico de productos y precios es, sin duda, muy extenso y a veces regalar una joya implica realizar una gran inversión.