Jaulas y casetas para roedores: un hogar para nuestra pequeña mascota

El lugar donde nuestra pequeña mascota pasará sus días es el marco para toda esa alegría y felicidad que seremos capaces de darle, un hogar para ella dentro del hogar de la familia. Por eso es importante asegurarse de que se le proporciona a este diminuto animal un espacio amplio, cómodo, bien ventilado, seguro y divertido, donde no sólo pueda dormir y descansar, sino que también se desarrolle, descargue su energía jugando y haga sus necesidades.


¿Cómo escoger la jaula o caseta ideal?

A la hora de comprar una jaula o caseta, es importante que tengas en cuenta las necesidades específicas de tu roedor o hurón porque éste pasará en ella la mayor parte del tiempo. El primer aspecto a tener en cuenta es el tamaño, ya que hay que asegurarse de que la mascota disponga del espacio suficiente para moverse y sentirse bien en la jaula. Esto es especialmente importante si se busca una jaula o caseta para más de un roedor (una pareja, una familia), con lo que para estos casos se necesita una jaula mayor.

El siguiente punto a tener en cuenta es la ubicación: si el roedor va a vivir fuera de casa, lo más adecuado para él es una jaula o caseta con una o dos plantas para protegerlo de los rayos de sol directos y del mal tiempo. Si por el contrario el roedor vive dentro de casa pero dispone de un espacio al aire libre para sacarlo ocasionalmente, es mejor una jaula de medida ajustada al espacio o rincón de la casa donde se pondrá ésta.


Además de la calidad de los materiales (su resistencia, su diseño, etc.) también es importante valorar el color de la jaula y los accesorios que ésta lleva. Los accesorios para jugar son básicos, porque así la mascota puede divertirse o hacer ejercicio, pero también lo son los artículos específicos para la higiene y el cuidado de la salud del roedor. También necesitará una cama o hamaca para dormir o un nido para esconderse, y por supuesto la gran mayoría de jaulas incluyen comederos y bebederos.

Hay jaulas que disponen de plataformas, rampas, escaleras o ruedas giratorias, lo que las convierten en pequeños parques temáticos para cualquier roedor. Su interior se puede personalizar con cualquier otro accesorio e ir cambiando según el uso que les de la mascota.
¡Sólo hay que averiguar cuáles son las que más le gustan! Hay jaulas y conejeras desde 40€, para modelos pequeños o de segunda mano, y hasta más de 150€ para grandes recintos y casetas para jardines.