Las impresoras térmicas Epson para ordenador que ahora puedes tener en tu comercio u oficina


Las impresoras térmicas son dispositivos que te dan la posibilidad de imprimir grandes cantidades de hojas a un coste bastante bajo. A diferencia de las impresoras tradicionales, estas utilizan rollos de papel térmico y generalmente se utilizan en cajeros automáticos, supermercados y establecimientos con una alta emisión de facturas.

Capacidades de las impresoras térmicas


En general las impresoras térmicas solo permiten la impresión en monocromo, aunque en la actualidad se han desarrollado nuevos modelos capaces de imprimir a dos o tres colores y son usadas para imprimir facturas.  La velocidad de impresión de estas impresoras oscila entre los 100 y 206mm/s. La durabilidad de la impresión es baja, sobre todo en temperaturas altas, ya que el calor hace que se borre el texto escrito sobre el papel.  


Cómo funciona una impresora térmica

Estas impresoras cuentan internamente con chips y circuitos electrónicos que reciben los datos de impresión desde el ordenador. Una vez recibidos los datos, la impresora los almacena en una memoria RAM interna, a lo que un mecanismo electromecánico acomoda la hoja acorde a las especificaciones y se pasa al proceso de impresión. Un sistema de iluminación forma la imagen en una cinta especial y pasa sobre la hoja la cual, por medio del calor, estampa la tinta y se imprime.


Ventajas de las impresoras térmicas

Las impresoras térmicas te permiten un mayor número de impresiones a un bajo coste y a una mayor velocidad. Esto las hace ideales para sitios donde se necesita una alta emisión de hojas, como por ejemplo, facturas.


Cómo elegir una buena impresora térmica para tu comercio


Existen dos tipos de impresoras térmicas: las de impresión térmica directa y las de impresión por transferencia térmica. La diferencia entre ambas es que la primeras no utilizan ribbon, sino etiquetas sensibles al calor que al entrar en contacto con el cabezal producen el negro en el papel, de manera similar al funcionamiento de un fax. Las segundas sí que utilizan ribbon en la transferencia térmica, lo cual hace que su tinta sea más duradera.


Qué hacer en caso de necesitar un recambio para tu impresora térmica

En la actualidad hay muchos comercios y páginas webs dedicadas al mantenimiento de este tipo de impresoras,  así como para las impresoras de ordenador comunes. También encuentras el papel para las mismas y los recambios necesarios. El precio de una impresora térmica ronda los 50€, con lo cual te ahorrarás un montón de papel y gastos en tóner tradicional.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña