Impresoras: el periférico que no puede faltar en tu casa
El auge de las aplicaciones de mensajería instantánea y los correos electrónicos ha provocado que cada vez menos personas recurran a escribir a mano o máquina, y por tanto  a las impresoras, para transmitir información. Después de todo, ¿por qué alguien imprimiría una carta si puede enviar un práctico mensaje a través de WhatsApp o Messenger?
No obstante, eso no significa que las impresoras para ordenador hayan quedado obsoletas. Los niños en edad escolar y los estudiantes de universidad siguen necesitando la ayuda de estos aparatos para imprimir sus apuntes y trabajos.

Cómo comprar una impresora para ordenador sin perder el dinero
Las impresoras, al igual que la mayoría de aparatos electrónicos, tienen varios elementos que es necesario considerar antes de realizar cualquier compra.
Uno de los primeros aspectos que debes considerar es la tecnología de impresión. Básicamente, existen dos tipos de impresoras: láser y de inyección de tinta.
Las impresoras láser son más caras que las de inyección de tinta, pueden aguantar un volumen superior de impresiones y copias, y su velocidad de impresión es superior. Por estos aspectos, las impresoras láser son más adecuadas para entornos empresariales o personas que necesiten fotocopiar o imprimir un gran volumen de contenido.
Por otro lado, las impresoras de inyección de tinta son una opción más económica, aunque el reemplazo de sus cartuchos puede resultar más caro a largo plazo. Una ventaja de este tipo de impresoras es que no es necesario dejar secar las impresiones, como ocurre en el caso de las impresoras láser.
Además de la calidad de impresión, puedes considerar otros aspectos como las funciones adicionales que ofrece el periférico. Muchas impresoras modernas incorporan escáner o fotocopiadora, entre otras funciones.

Cómo comprar impresoras baratas
Para nadie es un secreto que las impresoras pueden ser un periférico bastante caro, aunque con una búsqueda adecuada, es posible encontrar modelos en buen estado por un precio bajo.
Una opción llamativa en este aspecto son las impresoras de segunda mano. Las opciones son variadas y dependen del modelo de la máquina y el estado en el que se encuentre. En algunos mercados es posible encontrar impresoras usadas desde apenas 16€ en perfectas condiciones.Si te interesa comprar un modelo nuevo, puedes buscar las impresoras de fabricantes reconocidos. Por ejemplo, las impresoras de la marca HP nuevas con tecnología de inyección de tinta pueden costar entre 50 y 400€.