Hornos, ¿sabes cuál necesitas para tu cocina? 

Los hornos son uno de esos electrodomésticos que no pueden faltar en ninguna cocina. Y es que un solo aparato es capaz de asar, calentar, gratinar, cocer, preparar postres y un largo etcétera. En ocasiones ocurre, de hecho, que es preferible recurrir al horno para hacer la comida, ya que requiere de mucho menos aceite que el preparado convencional en la vitrocerámica.
Las ventajas de estos artículos son numerosas. Además, no tienes que preocuparte por el espacio, ya que normalmente se empotran en los muebles de la cocina, por lo que si ésta es pequeña, no te robará ni un solo centímetro.

Recomendaciones para escoger un horno
Como cualquier electrodoméstico, la elección del horno dependerá del uso que vayas a darle. Tienes que saber que existen dos tipos de hornos: los convencionales y los multifuncionales. Los primeros poseen dos resistencias (arriba y abajo) y únicamente cuentan con una bandeja para cocinar. Respecto a los segundos, al poseer además de dos resistencias un ventilador que distribuye el calor a todo el espacio, permiten cocinar en dos bandejas. En los hornos multifuncionales, por tanto, puedes preparar ambos platos sin que los olores se mezclen. Son mucho más rápidos y baratos.
También tendrás que tener en cuenta la forma de apertura del horno. La más común es la puerta abatible frontal, la cual puede abrirse tirando de un asa colocada en la parte superior. Asimismo, puedes encontrar puertas que se abran totalmente o desde un lateral.
Es posible que debas considerar adquirir uno de los conjuntos de horno y placa, para que ambos artículos vayan a juego. Recuerda que las placas eléctricas de cocina son también electrodomésticos que usarás en tu día a día.

Cómo limpiar un horno
Las placas, hornos y campanas de cocina precisan de un cuidado específico para que se mantengan en perfectas condiciones. En el caso del horno, deberás limpiarlo con cierta frecuencia, dependiendo del uso que le des. Si vas a hacerlo a mano, puedes utilizar agua muy caliente y vinagre, elementos que te facilitarán la eliminación de restos de comida.
En la actualidad hay unos modelos nuevos de horno con pirólisis, lo que significa que es el propio horno quien descompone la grasa a través de la aplicación de temperaturas extremas. Es cierto que precisan de mucha más energía que los hornos convencionales, pero también son más eficientes. Al terminar el proceso solo debes recoger los restos, en polvo, con un trapo húmedo y listo.
Los hornos cuestan entre 30 y 400€ aproximadamente, en función del modelo, marca y características.