El look formal masculino tiene un aliado: los gemelos

El complemento de joyería masculina ideal para darle un toque personal y único a la vestimenta de un caballero son los gemelos. En este accesorio masculino las opciones son casi infinitas, capaces de satisfacer al más coqueto de los hombres. 


Cómo elegir el par de gemelos para cada ocasión y no morir en el intento

En el momento en el que te decides por incluir este complemento a tu vestuario aprecias la gran variedad de materiales, colores y formas disponibles. Y esto sin tener en cuenta la variabilidad de precios que hay en el mercado, según las características de los gemelos que se quieran adquirir (entre 5 y 1000€).
El metal del que están fabricados ya determina el color. No es lo mismo en oro (amarillo, rosa o blanco), plata de ley, acero (inoxidable o quirúrgico), bronce, etc. Con cada uno de estos materiales se adecuará mejor con una camisa de un tono distinto; por ejemplo una camisa de color azul combina a la perfección con unos gemelos en tonos fríos como el color plata, y en las tonalidades doradas las camisas marrones o rojizas son ideales.


Ten en cuenta que puedes combinarlos también con otros complementos, relojes y joyas, tales como alfileres de corbata, anillos o cadenas y colgantes.
Existe la posibilidad de que los gemelos en vez de ser sencillos, incluyan algún tipo de material más para la ornamentación. En este punto el coste de los gemelos puede sufrir un aumento, ya que no es lo mismo  lucir, por ejemplo, gemas o perlas ,que materiales baratos como pueden ser el vidrio o la noble y económica madera. 


En cuanto a la forma, los más clásicos son los cuadrados o circulares, ya sea con o sin adornos de cristal o cualquier otro tipo de material. Si se prefiere un estilo casual y moderno, el abanico de posibilidades es amplio y en su mayoría más barato que el clásico (ya que suele incluir joyas). En la gran gama de gemelos alternativos destacan los de seda, los que tienen formas o nombres con todo tipo de temáticas, y por último los más caros dentro de los gemelos alternativos son los originales de los años 20 a los años 50.
A modo de resumen, lo primero que debes tener en cuenta es el presupuesto, y a partir de ahí elegir aquellos gemelos que muestren tu personalidad y se adecuen al evento en el que los lucirás, no es lo mismo ir a una boda que a una fiesta de graduación.