Gatos y bases para gatos de taller de calidad

Los gatos hidráulicos y las bases para gatos son herramientas muy utilizadas en los talleres mecánicos y en vulcanizadoras, pues son imprescindibles para elevar vehículos y estructuras de gran volumen y peso. Este es un procedimiento fundamental para cambiar una llanta, manipular las piezas de la parte inferior de un coche y levantar aparatos pesados para su reparación.

¿Cómo funciona un gato hidráulico?

El gato hidráulico funciona según el principio de Pascal, que señala que la presión en un contenedor cerrado es igual en todos sus puntos. Esta herramienta utiliza un líquido, normalmente un aceite, que ejerce presión sobre un cilindro mediante la acción de una bomba y que, a su vez, empuja a otro cilindro más pequeño, con lo que logra un incremento en la fuerza para conseguir la elevación del brazo del gato y del peso que soporte. Mediante una válvula de liberación del fluido, el proceso se invierte, bajando el brazo y consigo el objeto que carga.

¿Cuáles son las partes de un gato?

Conozcamos brevemente las partes de los gatos para taller:

  • Cilindro principal: es el que recibe la presión para luego empujar al cilindro secundario.
  • Cilindro secundario: se encarga de accionar y elevar el brazo.
  • Depósito: contenedor del fluido.
  • Bomba: pieza que genera la presión que mueve el aceite.
  • Válvula de retención: permite que el fluido llegue al cilindro principal.
  • Brazo de elevación: se eleva y levanta el peso que soporta.
  • Válvula de liberación: libera la presión y baja el brazo del gato.

¿Qué tipos de gatos para taller existen?

Existen cuatro tipos de gatos, hidráulicos, neumáticos y mecánicos, que se diferencian según su diseño estructural y que encuentras en eBay:

  • Gato hidráulico de suelo: contiene un brazo largo que aumenta la extensión de la elevación para facilitar su manipulación. Su diseño es horizontal.
  • Gato hidráulico de botella: se apoya directamente entre la plataforma y el objeto que se necesita levantar. Su diseño es vertical.
  • Gato neumático: es un gato hidráulico que utiliza aire comprimido para elevar el brazo. Algunos modelos tienen un caucho cilíndrico o saco de lona plastificada que se inflan al tamaño necesario para levantar un vehículo u otro objeto pesado.
  • Gato mecánico: funciona en base a un sistema multiplicador que consta de una pieza roscada y un husillo. Son manuales o tienen un pequeño motor y se utilizan generalmente para cargas pequeñas. Su ventaja es su practicidad, sus pocos requisitos de mantenimiento y su precio reducido.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña