¿Tienes uno que vender?

Haz que lo vean millones de compradores.
Futones para el hogar

Futones para el hogar. Espíritu japonés

Los futones para el hogar son los colchones de las camas tradicionales japonesas. Se colocan en el suelo, sobre una estera de paja de arroz prensada llamada tatami. Son camas muy prácticas que se pueden plegar y tenerlas guardadas durante el día. Los futones para el hogar se han convertido en una alternativa a los colchones occidentales pues resultan muy útiles como camas para invitados o dan una imagen exótica a la decoración de tu dormitorio.

¿Cómo son los futones para el hogar?

El futón japonés es un colchón que tiene muy poco grosor, unos 5 cm; los futones occidentales son un poco más altos y pueden medir en torno a los 12-18 cm de grosor. Otra diferencia con Oriente es que aquí no es raro verlos sobre un somier de láminas. Los futones para el hogar tradicionales están confeccionados completamente en algodón, aunque en Occidente también se utilizan otros materiales:

  • Algodón natural: el material tradicional que resulta cálido en invierno y fresco en verano. Muy suave y cómodo.
  • Lana de oveja virgen: puede absorber la humedad y resulta ligero, suave y cálido.
  • Látex ecológico: es elástico y flexible, se adapta al cuerpo y es hipoalergénico.
  • Bambú natural: un material muy suave y antibacteriano natural. Absorbe la humedad y resiste los rayos ultravioletas.
  • Lino ecológico: tiene un tacto seco y resulta ligero y fresco.

¿Cómo utilizamos los futones para el hogar?

Los futones para el hogar son ligeros y prácticos. Es muy cómodo tenerlos guardados en el armario mientras dedicamos la habitación para otros usos y sacarlos cuando llegan visitas. Si los utilizamos en el dormitorio principal, le daremos a la habitación un aspecto oriental minimalista muy moderno. En Occidente existen estructuras un poco elevadas que sustituyen al tatami japonés. Son muy bajas y sobre ellas se dispone un somier de láminas que favorece la ventilación del futón. También existen sofás camas y sillones que utilizan futones como asiento y, al desplegarse, son como una colchoneta para dormir. Esta doble función los hace muy prácticos en pisos pequeños.

¿Es beneficioso dormir sobre futones para el hogar?

Dormir tan cerca del suelo y en una superficie firme como la del futón puede parecer incómodo, pero en realidad tiene grandes beneficios para la salud:

  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Ayuda a evitar problemas de espalda como la escoliosis o el lumbago.
  • Corrige la postura y contribuye al alivio de problemas musculares.
  • Se consigue un descanso más relajado.