Fuentes de agua decorativas: la solución sencilla para darle ambiente a un hogar
Las fuentes decorativas son un adorno sencillo que puede transformar completamente el ambiente de un hogar. Ya sea que quieras decorar un salón, un baño o una habitación, hay fuentes de todos los tamaños y estilos que se ajustan a la decoración que ya tengas en tu casa y a los demás artículos de decoración como las figuras, esculturas o cojines.

Elegir fuentes de agua decorativas es fácil
En realidad no hay muchos criterios para seguir a la hora de elegir una fuente de interior. Todo depende de tu presupuesto, las características que busques (como luces de colores, bombas de agua automáticas, etc.) y el estilo que prefieras.
Un aspecto importante que debes considerar es la conexión a la energía eléctrica. Las fuentes de agua incluyen bombas que permiten la circulación del agua, por lo que es necesario que las conectes a un enchufe para que realicen su función.
En el caso de que no cuentes con una instalación eléctrica para la fuente, siempre podrás recurrir a un modelo a base de baterías. La gran ventaja de este tipo de fuentes es su versatilidad, aunque debes estar pendiente de la carga de la batería. En promedio, una batería de buena calidad puede proporcionar hasta 2 meses de uso por carga.

Tipos de fuentes de agua decorativas para interiores
Considerando solamente el modo de instalación, las fuentes de agua para casa pueden clasificarse en 3 categorías. Por una parte están las fuentes de pared, las cuales deben colgarse por medio de tornillos como si se tratara de un cuadro. Este tipo de fuente es ideal para decorar una pared desnuda y ambientar un salón. Su precio oscila entre 70 y 380€, dependiendo de la complejidad, funciones y calidad de los materiales de fabricación.
Otra opción popular son las fuentes de sobremesa, las cuales pueden usarse como decoraciones en habitaciones, salones e incluso baños. Las fuentes de sobremesa normalmente son pequeñas, ya que su propósito es decorar otros muebles como mesas o cómodas. Los precios de este tipo de fuente están entre 40 y 105€.
Por último, las fuentes decorativas de pie son modelos de mayor tamaño que no necesitan estar encima de una mesa. Este tipo de fuentes es una excelente decoración para ambientar una habitación de gran tamaño, como un patio interior o un comedor. Debido a su tamaño, las fuentes de pie suelen tener precios más elevados que van desde 60 hasta 500€.