La importancia del frigorífico

La conservación de los alimentos dió un giro completo cuando Charles Tellier fabricó el primer refrigerador en 1876, invento que permitió el primer transporte de carne sudamericana al continente europeo, y con su inserción en los hogares la compra diaria se convirtió en una opción y no en una obligación.
Mediante la refrigeración de los alimentos a bajas temperaturas, entre 0 y 4ºC el frigorífico y por debajo de los -20ºC el congelador, las carnes y pescados que se compran a principios de mes, pueden ser consumidos tres semanas después sin ningún tipo de peligro, y con la misma calidad que el día que se adquirieron.


Cómo elegir la nevera que más te conviene

El espacio del que se dispone para el frigorífico es el punto de partida, ya que según estas medidas se optará por una tipología de frigorífico u otra. Entre todas las posibilidades en esta ocasión se detallan todas las opciones de frigoríficos combinados. Los combis pueden tener uno dos motores para refrigerar el congelador y la nevera. Otras cuestiones a considerar son: la clasificación energética, la altura y anchura, el tipo de frío (no frost, no frost congelador, cíclico), el dispensador y el acabado.


El frigorífico es el electrodoméstico que más energía consume de un hogar, y en este aspecto la clasificación energética puede ayudarnos en la toma de esta difícil decisión. La clasificación energética de los electrodomésticos se etiqueta mediante las siete primeras letras del abecedario, donde la A etiqueta los de menor consumo y los clasificación con la G los de mayor consumo. 


Dentro de la clasificación A se subdivide en tres, por orden con el menor a mayor consumo energético son: A+++, A++ y A+. Así, se etiquetan con A+++ los combis que consumen menos electricidad, aseguran un mayor ahorro energético y son los más respetuosos con el medio ambiente. Este ahorro energético a lo largo de la vida útil del electrodoméstico compensa la inversión inicial, ya que a mejor clasificación energética siempre va de la mano de un precio de compra más alto. Los A+++ se venden aproximadamente por precios entre 450 y 2000€. No obstante, se pueden adquirir por un precio inferior y con las mismas prestaciones si se opta por los frigoríficos con descuentos o de segunda mano, o por lo que presenten una clasificación inferior que se pueden comprar a partir de unos 200€.


El diseño debe ir conforme a las necesidades del comprador, que así puede optar por los frigoríficos: con congelador abajo, con congelador arriba y el americano. Estas características así como la capacidad dependen de las preferencias de cada uno.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña