La decoración floral y su evolución


En el hogar pasamos gran parte de nuestro tiempo libre, por ello siempre buscamos sentirnos a gusto, que sea bonito y fácil de mantener. Así, siguiendo estas simples bases para tener nuestra casa confortable a la vez que práctica, en muchas ocasiones se opta para complementar en la decoración por flores artificiales o secas  en lugar de las naturales. 


Flores decorativas: secas y artificiales

Las flores secas para decorar son una excelente opción para darle un toque de estilo sin muchos cuidados a cualquier estancia de tu casa; de hecho no sólo dan color sino que conservan durante un tiempo su fragancia natural. Además, este tipo de flores permiten una gran variedad de diseños, como por ejemplo utilizar un cuenco amplio en el que colocar tus flores secas y en el centro, y cuando el aroma ya se ha ido añadirle una vela aromática. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el color en esta ocasión no será tan vistoso como en las flores naturales o en las que son artificiales, sino más bien el tono que poseen las flores secas se caracteriza por ser apagado.


La flores artificiales, sobre todo aquellos arreglos florales flores de plástico bien logrados, con todo tipo de detalles que imitan a la perfección a la naturaleza, son la elección adecuada para aquellos que una vez decoran su hogar, no desean realizar cambios o sencillamente les encantan los arreglos florales pero no tienen tiempo para cuidarlos. 


Pero con la amplia variedad que existe, tanto de flores secas como de plástico, a la hora de elegir las que vamos comprar para adornar nuestro salón, la entrada, el baño o cualquiera de las habitaciones de nuestro apartamento, las directrices para adquirir las adecuadas son sencillas y muy prácticas. En primer lugar, se debe prestar atención a las tonalidades de la estancia, el lugar donde se ubicaran las flores y acorde con ello el tamaño de estas, también hay que tener en cuenta si se desea tipo maceta o un arreglo floral artificial, etc.
Las plantas artificiales por lo general son baratas (desde menos de 5€), pero si en vez de un ramo o una maceta pequeña se desea adquirir un árbol artificial para el jardín el costo puede aumentar considerablemente (entre 400 y 1500€ por árbol). En este caso, el mercado de segunda mano es una opción a contemplar por el comprador.