Figuras de acción para todos los gustos
Las figuras de acción son mucho más que un juguete. Hay muchos tipos de figuras de acción y muchos motivos por los que puedes querer tener una. A los amantes de la naturaleza les suelen gustar las de animales. Son muy populares, también, las figuras entre los aficionados a los dinosaurios. Pero las más populares son sin duda las figuras de personajes de comics, como las de superhéroes y las de anime y manga. Pero no todo son figuras de fantasía, las figuras históricas y las militares también son muy apreciadas por aquellos a los que les gusta la historia.
Una figura de acción es un buen regalo, y conociendo los gustos de la persona a la que le vamos a entregar el presente, podremos decidirnos por la que más encaje con sus preferencias.

Las deseadas figuras de acción de Marvel
Dentro de todas las figuras de acción, una de las más populares son las de superhéroes, y dentro de las de superhéroes, las de todos los personajes de Marvel. A los aficionados a sus comics les gusta tener una figura de su superhéroe favorito (o del villano de su cómic preferido), pero también existe mucho coleccionista que no se conforma solo con una figura y quiere tener todas las figuras de una saga o incluso de todo el universo Marvel. Figuras de coleccionismo Muchas de las figuras de acción son artículos de coleccionismo, siendo más apreciadas las que corresponden a ediciones limitadas y las antiguas, como sucede con otros tipos de coleccionismo. El estado de conservación es muy importante, y tener el embalaje original, en algunos casos, será determinante para tener un mayor valor.  Algunos coleccionan las figuras por afición, mientras que otros lo hacen por inversión. Hacerse hoy con una figura exclusiva a un coste bajo puede ser una excelente inversión, ya que en el futuro puede llegar a alcanzar un valor mucho más alto en el mercado de los coleccionistas y aficionados. 

¿Cuánto cuesta una figura de acción?
Los precios varían mucho en función del tamaño, pero también de la figura en concreto. Una figura pequeña, tipo llavero, suele costar unos 5€. Las figuras de un mayor tamaño suelen tener precios entre 20 y 30€ pudiendo alcanzar precios mucho más altos, sobre todo si se trata de figuras de coleccionismo. Si compramos una figura de segunda mano para coleccionismo debemos asegurarnos del estado de conservación en el que se encuentra, ya que eso determina el valor que tiene hoy y el del futuro, si posteriormente la queremos vender por inversión.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña