Larga vida a tus ventanas  

Las ventanas son elementos fundamentales en un hogar, no solo porque te permiten observar desde la comodidad de tu casa el exterior, sino también porque permiten ventilar las estancias y que entre la luz. Por eso es sumamente importante que funcionen correctamente.
Si vives en un piso, ten en cuenta que probablemente no podrás realizar muchos cambios en la parte externa de tus ventanas porque modificarían la apariencia del edificio, pero si necesitas hacerlos, deberás tratar el asunto con la comunidad de propietarios. En cambio, si vives en una casa, puedes instalar tus ventanas en función de tus gustos y necesidades.

Funcionalidad y estética a la par
Colocar persianas o contraventanas, además de jugar a favor de la decoración, te permite regular la cantidad de luz que entra en la habitación y funciona como aislante para evitar que se escape el calor durante el invierno o aire acondicionado durante los meses de verano. Ten en cuenta que un correcto mantenimiento, usando piezas adecuadas y de calidad, mejorará el funcionamiento de tu ventana. Además, puedes añadirle accesorios que aumenten las prestaciones de la misma. Por ejemplo, si vives en un lugar en el que durante el verano hay muchos mosquitos o moscas, puedes pensar en poner mosquiteras. La seguridad es otro asunto importante, sobre todo si estamos hablando de ventanas ubicadas a nivel de calle o de fácil acceso. Para reforzar la seguridad, puedes agregar mangos de bloqueo, algunos incluyen cerrojos o pestillos. También existen herrajes que permiten abrir la ventana una cantidad limitada de grados para que la vivienda se pueda ventilar, pero sin que sea fácil el acceso a la misma.
Recuerda comprar burletes para ventanas y así aislar los bordes para que, cuando éstas se encuentren cerradas, no queden rendijas o espacios por donde escape o entre el aire y el ruido.
Y por último, piensa en la utilidad de los alféizares, que son tus mejores aliados a la hora de impedir que se cuele la lluvia en casa. Además, son un espacio idóneo para colocar plantas y elementos decorativos. No lo desaproveches.

Materiales de calidad 

Asegúrate de que las bisagras sean adecuadas para el modelo que estés instalando o rehabilitando. Y en cuanto a los herrajes, puedes encontrar en plástico o PVC, hierro, acero, aluminio y madera. Recuerda que dependiendo del tipo de montaje que tengas y el uso que le vas a dar, debes escoger el tipo de material adecuado. Si tienes dudas, consulta con un experto para que te oriente.