Esterillas y toallas de yoga y pilates

Las esterillas y toallas de yoga y pilates más cómodas

Para practicar yoga solo necesitas de tu cuerpo y de tu mente. Eso sí, las esterillas de camping son fundamentales si quieres hacerlo de la forma más cómoda posible. Estos accesorios de deporte toman la forma de colchonetas con unas características muy especiales para que las diferentes posturas en las que se basa el yoga se puedan ejecutar de la manera más eficiente y confortable.

¿Cuáles son los materiales más aconsejables para una esterilla de yoga?

Lo primero que debes tener en cuenta de una colchoneta de gimnasia para yoga es el compuesto con el que se ha fabricado. Los más comunes son el PVC y el TPE y cada uno tiene sus ventajas.

Aunque ambos consiguen el rendimiento que se espera de estas esterillas, las de PVC son un poco más económicas debido a que este polímero plástico implica un proceso de producción más sencillo.Ahora bien, en cuanto al TPE, cabe mencionar que se trata de un compuesto más respetuoso con el medioambiente y que no causa ninguna reacción alérgica, algo que debes tener presente si padeces algún problema en la piel.

¿Qué características deben reunir estas esterillas?
  • Cubierta antideslizante: una buena esterilla debe contar en sus dos superficies con materiales antideslizantes para que la práctica del yoga sea segura en todo momento.
  • Grosor: esto influye en la comodidad, ya que el grosor será el factor fundamental para saber cómo te aislará del suelo la esterilla. Las más habituales se encuentran entre 3 y 4 mm. A partir de los 5 mm, la esterilla será capaz de enfrentarse incluso a las prácticas de yoga más dinámicas y exigentes.
  • Transportabilidad: no es lo mismo dejar tu esterilla en el estudio de yoga que tener que cargar con ella todos los días. Si te incluyes en el segundo caso, elige esterillas un poco más livianas para trasladarlas con comodidad.
¿Es importante el tamaño de la esterilla de yoga?

Sí que lo es, especialmente en prácticas que te obliguen a realizar posturas más dinámicas. Una esterilla pequeña podría quedarse corta. Las más comunes se sitúan entre los 170 y 180 cm y son aconsejables para la mayor parte de los ejercicios. No obstante, si tu altura es elevada o practicas tipos de yoga que necesiten de una gran superficie, deberías buscar esterillas XL que alcancen un largo de 200 cm.