Asegura la higiene de tu centro de belleza con los esterilizadores y calientatoallas 

Un establecimiento de belleza debe ser el mejor ejemplo de limpieza y pulcritud. Por ello, tienen que estar al día de las últimas tendencias en aparatos que garanticen a sus clientes la máxima higiene. Hay que recordar que ellos acuden al centro para realizarse sus tratamientos, pero también porque confían en que mantienen altos estándares de higiene. Algunos de los instrumentos que no pueden faltar son los esterilizadores y calientatoallas, que conservan las toallas en perfecto estado, tanto de higiene como de confort. Veamos en detalle en qué consisten estos productos profesionales de belleza y salud.

Por qué utilizar esterilizadores y calientatoallas
Este tipo de artículos son muy utilizados en los centros de belleza y en las peluquerías. Estos establecimientos tienen que velar por que su instrumental se encuentre en óptimas condiciones a la hora de tratar a sus clientes. De ahí que recurran a los esterilizadores y calientatoallas, unos aparatos que garantizan que el material se encuentra en perfecto estado tras cada uso. Hay esterilizadores de muchas clases y la gran ventaja es que suelen ser de pequeño tamaño, por lo que no ocupan mucho espacio.
Sirven para desinfectar toallas y, posteriormente, las devuelven calentitas, listas para usar. También, hay esterilizadores indicados para pequeños instrumentos de belleza como pinzas de depilar, tijeras y navajas de peluquería, cortador de cutículas, etc.
Los esterilizadores y calientatoallas se unen a otros productos profesionales como son las herramientas de peluquería para transmitir la mejor imagen posible del centro de belleza al público. Estos aparatos se encargan de ofrecer una experiencia memorable a los clientes para que, por ende, decidan volver.

La importancia de cuidar los detalles
En un ámbito profesional y de extrema higiene y limpieza como son los centros de belleza, es muy importante cuidar los detalles. Así, hay que vigilar que todos los procesos se coordinen. Los esterilizadores y calientatoallas están íntimamente ligados a los lavacabezas, por ejemplo. Y es que después de lavar el cabello al cliente, es preciso que le espere una toalla en excelentes condiciones.
Cada utensilio se utiliza en más de una ocasión, por lo que el cliente espera que, cuando sea su turno, esté impecable. Con uno de estos aparatos el buen servicio está garantizado. Si te estás preguntando cuánto cuestan los esterilizadores y calientatoallas, debes saber que hay desde 30 a 200€, dependiendo del modelo y características.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña