Espumadores de leche, para hacer café como un profesional
Un buen día comienza con un buen desayuno. Algunos lo toman con frutas, cereales o tostadas, pero lo que es seguro es que no puede faltar un buen café con leche.
Para hacerlo, muchos se conforman con la tradicional cafetera de goteo con filtros o la cafetera italiana metálica, algo más distinguida. Otros prefieren usar un molinillo de café para darse el gusto con alguna opción más exótica.La mayoría de las personas dejan para sus salidas el placer de tomar ese café con una buen capa de espuma que nos ofrece esa sensación de placer. Los cafés de este estilo parecen un menú exclusivo para quienes se deciden a desayunar o comer fuera. 

La mejor noticia para los amantes del café: la espuma de leche también puede hacerse en casa
Para muchos puede parecer una novedad, pero hoy en día un buen café con leche con una capa de espuma con la cremosidad, textura y temperatura ideales no es un privilegio de los clientes de bares o cafeterías.
Es cierto que existen desde hace tiempo algunas batidoras manuales que logran un efecto parecido, pero los espumadores de leche son accesorios eléctricos que consisten de una jarra donde se vierte la leche y una base que calienta y forma esa espuma. Normalmente la jarra se puede retirar de la base para poder servir la leche.

Los acompañantes ideales para las nuevas máquinas de café en casa
Estos espumadores se complementan a la perfección con las nuevas cafeteras de cápsulas, que ofrecen una multitud de variedades de los más deliciosos cafés del mundo en pequeñas cápsulas de diferentes colores que suman sabores nuevos cada día. Todo lo que tienes que hacer para lograr la espuma tan deseada es verter la leche en el espumador y apretar un botón. En poco más de un minuto, obtienes una deliciosa espuma de leche que luego puedes añadir a tu café haciéndolo más atractivo y mejor. Con precios que oscilan entre 50 y 180€, los espumadores son unos complementos ideales para las cafeteras espresso, manuales y automáticas, y te ayudarán conseguir la espuma que deseas para elaborar todo tipo de cafés, o incluso chocolates. Estos espumadores, además de acompañar de manera exquisita un buen café, también se utilizan para dar diferentes texturas y presentaciones a la leche del desayuno. Esto resulta especialmente atractivo para los niños que siempre disfrutan jugueteando con sus divertidos bigotes blancos de espuma.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña