Agility: para perros y humanos
De entre las múltiples actividades que puedes realizar junto a tu compañero incondicional destaca el Agility. Se trata de una modalidad de competición canina en la que el perro recorre un circuito con obstáculos, a gran velocidad y sin fallos. Para lograrlo se sigue un tipo de entrenamiento específico que potenciará la disciplina y la comunicación con tu can, al tiempo que logrará mejorar, aún más, vuestra relación.
Los circuitos son diferentes cada vez, y a la persona que ha entrenado al can se le permite entrar pocos momentos antes de la competición. Así, y dado que no podrá tocar al animal, solo podrá indicarle lo que hacer mediante la voz y los gestos.

Aprendizaje y diversión
Si lo que deseas es entrar en el circuito profesional, te recomendamos que acudas a alguno de los muchos centros especializados que existen en nuestro territorio. Ahora bien, si lo que quieres es simplemente pasar un buen rato entrenando a tu perro, o no puedes o quieres acceder a uno de estos centros, el mercado te ofrece múltiples opciones para comenzar el entrenamiento por tu cuenta. Desde menos de 5€ puedes encontrar los primeros juguetes e instrumentos para ello. Y, si tu presupuesto te lo permite, siempre tienes la opción de invertir 300€ en un túnel especial para Agility.
Se trata de un entrenamiento de motivación; avanzando poco a poco, premiándole cada éxito y, sobre todo, divirtiéndoos, lograréis lo fundamental: pasar un buen rato.
Por supuesto, ten con tu mascota el mismo cuidado que tendrías con una persona. Consulta con tu veterinario si padece algún tipo de dolencia, porque ésta se podría ver agravada con el ejercicio. Ten cuidado si es un cachorro, ya que está desarrollándose y algunos movimientos podrían resultarle lesivos. No lo presiones; si os divertís, ambos aprenderéis, si no, sólo lograréis frustración y pasar malos ratos, algo siempre a evitar. Y, sobre todo, paciencia, mucha paciencia. Como en toda práctica, una progresión implica tiempo, dedicación y muchos pasos atrás para daros cuenta de que estáis avanzando juntos.

Salud para dos
Si tu perro es atento, obedece tus órdenes, ya sea con voz o con clicker, está lleno de energía y le encanta jugar a buscar y recoger, es el perro ideal para esta práctica deportiva. Gracias a ella, podrás estrechar lazos con tu mascota al tiempo que le permites desarrollar todo su potencial y, por qué no, también cuidar de tu propia salud haciendo ejercicio y sudando un poco… ¡En la mejor compañía!