Todo sobre encendedores y mecheros de coleccionismo

Un encendedor o mechero es un pequeño accesorio portátil que sirve para generar una llama. Normalmente, tiene un depósito para el carburante, que se prende mediante un dispositivo de ignición. También cuenta con un dispositivo de extinción de la llama.

¿Cuándo se inventó el primer mechero?

En 1823, Johann Wolfgan Döbereiner, químico alemán, inventó uno de los primeros modelos de encendedor. Funcionaba mediante una reacción química y no era muy estable, por lo tanto, era peligroso.

En 1909, Carl von Auer von Welsbach, de origen austrohúngaro, ideó un dispositivo similar al que conocemos hoy en día. La creación de Welsbach funcionaba con gasolina, que se prendía mediante la chispa producida por el roce de una piedra.

Sería en 1932 cuando George Grant, de origen estadounidense, diseñase el mechero Zippo, que conseguiría gran popularidad gracias a su sencillo manejo.

A partir de mediados del siglo XX, el combustible más habitual pasó a ser el butano, más controlable y que despide menos olor.

¿Qué tipos de mecheros o encendedores existen?

  • El nombre Zippo responde a la marca, pero también a los avances que revolucionaron el terreno de los mecheros en el siglo XX. Son encendedores hechos a prueba de viento.
  • Clipper, por su parte, sería la primera marca en comercializar un mechero recargable y, por ello, el nombre se hace extensible a este formato.
  • Más moderno es el mechero eléctrico, que funciona gracias a una batería alimentada por usb.
  • El mechero de alcohol, los mecheros Teclu y los encendedores Meker son formatos usados en laboratorios.

¿Cómo saber el valor de un mechero antiguo?

Ciertas marcas aportan valor a un mechero antiguo, aunque ello no quiere decir que no tenga valor si no es de una de las grandes marcas. Además, si tu ejemplar pertenece a un modelo del que haya pocas unidades disponibles esto incrementará su valor. Así que, no solo es importante la antigüedad, puesto que existieron modelos de gran tirada y que, por ello, no son difíciles de encontrar a pesar de los años. Y, evidentemente, si se trata de una edición limitada, el encendedor aumentar su valor.

A mayores, el material del que esté hecho tiene mucho que ver en el valor de un mechero. Por supuesto, al igual que en cualquier objeto de coleccionismo, el estado en que se encuentre el encendedor es fundamental para incrementar su valor. Además, este puede acrecentarse si conserva el embalaje o etiquetas originales.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña