Drones, tus ojos en el aire 

Los drones son vehículos no tripulados, es decir, se dirigen con control remoto, pueden ser terrestres o aéreos. Aquí nos enfocaremos en los populares drones aéreos, especialmente aquellos con cámaras de vídeo. Dependiendo de tu objetivo, puedes buscar un dron para divertirte y competir en carreras, o puedes buscar uno que te permita tomar fotografías y vídeos desde ángulos increibles. De estos últimos, hay algunos aspectos a considerar que veremos más adelante. Puedes encontrar gran variedad de precios, desde 50€ por un dron para principiantes hasta 2500€ por drones para uso profesional. 

Cómo elegir el drone con cámara perfecto para ti 

Al momento de elegir el drone ideal, debes considerar dos cuestiones fundamentales: tu destreza con los drones y el uso que le vas a dar. Si eres principiante en el manejo de drones, lo recomendable es comprar un dron económico y sencillo, tal vez incluso sin cámara, para que practiques tus habilidades de vuelo, y que en caso de un incidente, el golpe no sea muy fuerte para tu bolsillo y existan recambios en casos de que resulte dañado. Usualmente tienen 4 rotores, funciones básicas de estabilidad y autonomías cortas, de unos 10 minutos. Si en cambio tienes más experiencia con el manejo de drones, seguramente quieres profundizar en un área más profesional y acercarte a los drones más costosos. Aquí sí debes considerar la calidad de la cámara. Además, en estos modelos, las prestaciones de estabilidad y funciones del dron pasan a ser mucho más avanzadas. Podemos encontrar drones con GPS incluido, asistencia en vuelo que le permite al dron conducirse automáticamente por un camino establecido y a una altura predeterminada (lo que te permite concentrarte en realizar grandes tomas o fotografías), gran autonomía (hasta 30min), grandes rangos de control (por ejemplo, 7Km), mayor potencia y velocidad, y sistemas de detección de obstáculos. Tal como sucede con las cámaras digitales, elegir un dron para uso profesional depende de tus requerimientos. Los drones más costosos cuentan con cámaras con resolución de 4k y vídeo a 60fps, además de poder colocarlas en diferentes ángulos y direcciones; pero tal vez con una cámara de 720p o 1080p sea suficiente para ti. 

Tengo mi dron, ¿qué más necesito? 

Ahora solo te hace falta comprar algunos accesorios para estar preparado ante todos los escenarios a los que te enfrentes. Es recomendable comprar baterías adicionales para aumentar la autonomía de tu dron, puedes conseguir también objetivos y filtros para la cámara, y si tu interés es la fotografía, no te olvides de leer unos buenos manuales y guías. También es importante leer la legislación local para informarte de lo que puedes y no puedes hacer con tu dron.