Almacenamiento adicional para llevar encima
Cada vez notamos más que el espacio de almacenamiento del ordenador se llena muy rápido, y terminamos necesitando espacio adicional para seguir guardando presentaciones de trabajo, planos y diseños, proyectos de empresa, o, quizá, música, películas y series. Es entonces cuando te das cuenta de que estás usando varias unidades de almacenamiento al mismo tiempo, dos o tres USB, tarjetas de memoria, discos… Y corres el riesgo de que se extravíen entre maletines y mochilas. ¿Qué tal si te deshaces de algunas y almacenas todo en un disco duro externo? Su gran ventaja: prácticamente cualquier modelo es compatible con todos los ordenadores, por lo tanto, es muy probable que encuentres un disco duro usb que se adapte a tu equipo entre las marcas más conocidas, como Toshiba, Seagate, Western Digital y Samsung.

Diferencias entre un disco duro externo y uno interno
La principal diferencia entre discos duros externos y discos duros internos es evidente: uno se encuentra fijo en la parte interna de tu ordenador, mientras que el otro va en la parte externa y no necesita estar conectado todo el tiempo al mismo. El externo lo puedes conectar al ordenador, compartir información y luego desconectarlo y usarlo en otro ordenador o portátil. En cuanto a la capacidad de almacenamiento, es algo que puede variar en ambos tipos, pero, en la actualidad, es común encontrar una gran oferta de discos duros de 2TB.  
Está claro que el disco duro externo está más expuesto a golpes o daños al transportarlo, pero su ventaja, frente al disco duro interno, es que puede conectarse en diferentes dispositivos.
Con respecto al rango de precios, un disco duro externo en oferta puede costar 30€, y un disco duro externo WD de gran capacidad puede llegar hasta 500€.

¿Con qué puedo complementar un disco duro externo?
El Home Network Storage (NAS) es una opción. El NAS es un sistema de almacenamiento que permite la conexión e intercambio de datos en el disco duro a través de una red. Si quieres tener acceso a tus archivos siempre, incluso cuando apagas el ordenador, esta podría ser tu solución. En resumen, podemos encontrar discos duros portátiles de muchos tamaños y colores, además de  diferentes velocidades y tipos de conexión. Dependiendo de tus necesidades, 1TB de disco duro podría ser suficiente para ti, pero para otros, comprar un disco duro USB 3.0 con 3TB para obtener las mejores velocidades de transferencia entre el ordenador y almacenamiento, puede ser la prioridad.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña