Planear la decoración para bodas, una tarea bella y llena de detalles
El momento de dar el “sí quiero” puede ser el más importante en la vida de una pareja, pero está claro que ellos no son los únicos que disfrutarán de esos festejos. Organizar una boda con invitados puede parecer una tarea titánica, pero lo cierto es que con tiempo y un poco de organización, no hace falta entrar en la locura para lograr un excelente resultado que recordarás para siempre. Al pensar en las decoraciones para la boda, son muchos los detalles a tener en cuenta, con miles de opciones para lograr que ese momento único sea inolvidable para todos los participantes. 

La boda comienza mucho antes de dar el sí
Claro que todo empieza bastante antes, con mucho tiempo de antelación. Fecha, invitados y lugar donde decidas dar el sí son aspectos esenciales. También deberás decidir cómo serán las invitaciones. ¿Quieres hacerlas divertidas? ¿Con formas originales, como un imán en forma de corazón? ¿O las prefieres tradicionales y formales? Todo es posible, desde alrededor de 2€ por unidad. Existen muchos detalles que puedes agregarles para hacerlas más atractivas sin gastar demasiado. 

Una ambientación para enamorarse a primera vista
La decoración del lugar donde recibirás a tus invitados es importante porque es la primera impresión que tendrá las personas queridas de este importante momento que pasarán contigo y tu pareja. ¿Quieres hacerla romántica? ¿Clásica, con flores? ¿Campestre? ¿Vintage? ¿Con globos? No olvides tener en cuenta los colores y las tonalidades predominantes y elegir todo en armonía con ellos. Hay mil ideas que podrás adoptar para hacerla más novedosa, y algunas te costarán unos pocos euros. Pizarritas para hacer más divertidas las fotos con mensajes ingeniosos, lazos de raso para mesas o sillas, soportes divertidos para la señalización de las mesas, y muchas opciones más que se te ocurrirán con solo hacer volar tu imaginación. Las mesas donde los invitados pasan una buena parte de la fiesta también son de gran importancia: no solo por quién se sienta con quién (una decisión que ha provocado y seguirá provocando miles de conflictos) sino porque sus centros de mesa y decoraciones definen una buena parte de la estética del lugar elegido. Si quieres agregarle un excelente toque a las copas, existen opciones de cristalería personalizada para agregar tu nombre o algún mensaje especial para los invitados, por un precio entre 12 y 20€.
Para finalizar, la tarta de boda es uno de los grandes protagonistas de la fiesta. Puedes elegir un soporte que sea original e inolvidable. Y, por supuesto, sin olvidar las figuras, que cuestan desde 15€ y que para muchos son un detalle imprescindible.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña