Cortinas de baño. La imaginación en cascada

Las cortinas de baño cumplen una función esencial: evitan que el agua que salpica cuanto te duchas acabe inundando el cuarto de baño. Están fabricadas con materiales plásticos que actúan de pantalla y el agua, al golpear en ellas, vuelve a la bañera o al plato de ducha. Se sostienen con una barra en la parte superior que permite tenerlas desplegadas o recogidas, según el uso que necesitemos darle.

¿Qué materiales utilizan las cortinas de baño?

Se busca que sean impermeables, resistentes al moho, que tengan un tacto agradable y sean de fácil lavado. Los más usuales son:

  • Tejido textil: principalmente se usa el poliéster, aunque también puedes encontrarlas en lino, nailon o algodón. Estas telas llevan un tratamiento hidrófugo para hacerlas impermeables, tienen un tacto agradable y puedes lavarlas en la lavadora.
  • Tejido plástico: pueden ser de PVC, vinilo, EVA o PEVA. Son 100% impermeables y resistentes al moho. Se pueden lavar colgadas con un spray limpiador para cortinas de baño.

¿Cómo se sostienen las cortinas de baño?

La cortina de baño está suspendida de una barra que se apoya en las paredes del cuarto de baño. Las barras para cortina pueden estar ancladas a la pared o se sostienen con un sistema de fijación a presión sin tornillos. Existen modelos rectos, en ángulo o curvos. La sujeción de la cortina a la barra se diseña buscando una forma rápida de instalarlas y quitarlas para cuando tengas que lavarlas y para que se deslicen bien por la barra.

  • Anillas: es el método más usual. Llevan un sencillo clic de apertura y cierre para fijarlas a la barra.
  • Anilla rápida: están fabricadas en un material muy flexible que consigue que se introduzcan directamente las anillas en la barra y la cortina.
  • Trabillas: se introduce la barra en una tira o dobladillo de la cortina que sobresale en la parte superior.

¿Puede ser decorativa la cortina de baño?

Las cortinas de baño cumplen un función decorativa dentro de su espacio. Su tamaño y su disposición llaman la atención, por lo que no podemos descuidar su aspecto visual. Se suelen escoger en colores acordes con la decoración del baño y las encuentras en una gran cantidad de tonos lisos y estampados para que puedas jugar con tu imaginación. Y si te cansas de ella, es un elemento que puedes cambiar con facilidad por otro para dar una imagen nueva a tu cuarto de baño.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña