Microsoft Xbox 360, la puerta de entrada al mundo de los videojuegos

La consola de videojuegos de Microsoft Xbox 360 fue lanzada al mercado hace poco más de diez años como sucesora de la Xbox original y destinada a competir en la séptima generación de consolas y videojuegos. Un equipo revolucionario en su momento, que hoy día todavía garantiza incontables horas de diversión y un inmenso catálogo de más de 4000 videojuegos de las más famosas compañías desarrolladoras.


Posibilidades ilimitadas

La consola Microsoft Xbox 360 fue la plataforma que ayudó a redefinir y establecer las líneas de toda una generación de videojuegos que daba un gran salto en la potencia gráfica y daba la bienvenida a nuevas alternativas en la forma de jugar en casa. De estética compacta y original diseño, este dispositivo contiene una gran variedad de accesorios. En 2009 introdujo el sensor de movimiento Kinect que permite, con su cámara, un control de los juegos en función de los movimientos del jugador.


La consola Xbox 360 marcó, ante todo, un hito histórico desde su debut, que ayudó en años venideros a canalizar la aparición de videojuegos de corte independiente (los llamados “indies”), ayudó a la consolidación de un muy sólido juego en línea y multijugador, que hasta la fecha solo parecía ser exclusivo del entorno PC, y trató de convertirse en el centro neurálgico del hogar, entre otras cosas, gracias a su reproductor multimedia, su navegador de internet, su tienda de aplicaciones (el llamado bazar de Xbox Live) y su reproductor de discos HD-DVD.

Su desarrollo se prolongó durante tres años, y durante el proceso colaboraron las firmas especializadas IBM y ATI. Desde su aparición, la compañía americana Microsoft modificó la estética y prestaciones de la consola Xbox 360, y llegó a ofrecer hasta cinco versiones diferentes, entre las que destacan los modelos Elite y Slim. En total, Microsoft ha vendido 85 millones de unidades de Xbox 360.


Una oportunidad de disfrutarla por muy poco

En el mundo de los videojuegos, lo vintage está de moda, y nunca un sistema es lo bastante retro para que quede en una estantería. La consola Xbox 360 es un gran ejemplo de ello: todavía recibe algunos juegos nuevos exclusivos, su juego online sigue activo, su cartera de fieles usuarios se mantiene e incluso sus juegos reciben aún merchandising en su honor. Se pueden encontrar modelos de segunda mano a partir de 50€ y hasta 175€ para sistemas nuevos con las mejores prestaciones. Adentrarse en el mundo de Xbox 360 por primera vez está al alcance de cualquiera.