¿Tienes uno que vender?

Haz que lo vean millones de compradores.

Chimeneas: disfrutando del calor del hogar

Seguramente los homo sapiens dejaron atrás su mera condición homínida cuando empezaron a cocinar los alimentos (como decía el clásico: por su cocina se descubre el nivel de civilización de cada pueblo) y se juntaron alrededor de las llamas para contar historias, desarrollando el lenguaje y creando tradiciones orales que permitiría a las generaciones venideras conocer y reconocerse en su pasado. El sapiens de hoy ya es homo technologicus, pero la mística del fuego permanece. ¿Qué hay más acogedor que un salón con chimenea en pleno inverno? Afortunadamente existen múltiples modelos a un precio módico y para cualquier tipo de vivienda.

¿Qué chimenea elegir para una casa?

Si resides en una vivienda unifamiliar, puedes instalar una chimenea tradicional, bien

  • Abierta con revestimiento e interior de ladrillo refractario. Su principal inconveniente radica en un pobre rendimiento energético, ya que más del 70% del calor se pierde por los conductos de ventilación.
  • Con hogar insertado: en vez de ladrillo, está formada por un aparato de hierro fundido. La contemplación de las llamas a través de un cristal vitocerámico garantiza un efecto muy estético.
  • Metálica: con revestimiento en acero o hierro fundido.

Evolución natural de las anteriores, pero más moderna es una chimenea

  • De gas: no genera humo ni residuos, su eficiencia es máxima y se enciende (en muchos modelos) con mando a distancia. Pero su coste es muy alto, aunque en eBay se ofertan chimeneas de segunda mano a precios más asequibles.
  • De pellets: ecológica, con un rendimiento energético elevado. Su combustible es de los más baratos, así que a largo plazo supone un ahorro en calefacción.

¿Qué chimeneas se pueden instalar en un piso?

Existen dos buenas alternativas:

  • De bioetanol: la combustión es limpia y no necesita tiro. Tampoco genera residuos nocivos y no requiere instalación, puesto que es portátil. La llama es real y resulta cómoda de manejar: ¿alguien da más? Sin embargo, esta chimenea también tiene inconvenientes: el bioetanol no siempre es fácil de conseguir y su consumo es muy alto.
  • Eléctrica: simula las llamas mediante un haz de luz. Así pues, no necesita ventilación ni salida de humo. No requiere más que un enchufe. En cualquier caso, prima en ella el elemento decorativo. Si bien es cierto que la mayoría de modelos generan calor, lo hacen a través de una resistencia, lo que se traduce en un consumo eléctrico elevadísimo. Por eso, muchos usuarios desconectan la función de calefacción y las adquieren pensando exclusivamente en la decoración.






Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña