Chicles y pastillas para dejar de fumar

Los chicles y las pastillas se han convertido a lo largo de las últimas décadas en una de las opciones más efectivas a la hora de dejar de fumar. El tabaquismo es una de las causas por las que los casos de cáncer de pulmón se cuentan por miles, tanto en hombres como en mujeres. Por esta razón, es muy importante que te plantees seriamente abandonar definitivamente este hábito. De lo contrario, es posible que tu salud corra peligro. Si necesitas algo de ayuda con este proceso, seguro que estos chicles y pastillas para dejar de fumar te van a ser de gran utilidad.

¿De qué marcan son los chicles y pastillas?

  • Nicorette
  • Kirkland

¿Cuáles son las ventajas de los chicles?

No hace falta decir que dejar de fumar es una labor que requiere de mucho esfuerzo y tesón de tu parte. Al ser un hábito que crea mucha adicción, en la mayoría de ocasiones resulta casi imposible dejarlo de la noche a la mañana.

Por ello, los chicles y pastillas para dejar de fumar se han postulado como una opción que ofrece múltiples ventajas para todos los fumadores. En primer lugar, debido a que tienen un tamaño muy reducido, puedes guardarlos y llevarlos a donde quieras sin problema alguno. Gracias a esto, puedes transportarlos en tu bolso, bolsillo de pantalón o chaqueta cuando salgas con tus amigos.

Con solo tomar un chicle o pastilla, puedes deshacerte de esa sensación de apego al tabaco de forma poco agresiva para tu cuerpo. También cabe destacar que los puedes encontrar en dosis de 2 y 4 mg respectivamente, por lo que siempre se van a ajustar a tus necesidades. Por último, existen pastillas para dejar de fumar en packs de 105 o 210 unidades. Esta última opción es a tener muy en cuenta por si te vas de viaje y no quieres quedarte sin chicles en ningún momento.

¿Tienen los chicles efectos secundarios?

Otro de los aspectos positivos a la hora de tomar chicles y pastillas para dejar de fumar es que apenas cuentan con efectos secundarios para tu cuerpo una vez los tomes. Son como masticar un chicle convencional, por lo que ninguna persona sabrá que estás dejando este hábito. En algunas ocasiones, solo dejan un sabor fuerte en el interior de tu boca, algo que se puede solucionar tomando un vaso de agua o un simple caramelo.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña