Cepillos de dientes eléctricos

Cepillos de dientes eléctricos

El uso de un cepillo de dientes eléctrico es conveniente, y por otra parte, los dentistas incluso recomiendan a las personas cambiar de cepillos de dientes manuales a modelos eléctricos. Ayudan a mantener los dientes y las encías limpios y saludables con mayor eficiencia. Ya sea un cepillo de dientes eléctrico Oral-B o un cepillo de dientes eléctrico Sonicare de Philips, o cualquier otra marca disponible, hay algunos aspectos a tener en cuenta para todos ellos.

Tipos

Los cepillos de dientes eléctricos se dividen en diferentes categorías en función de la forma en que funcionan. Los cepillos de dientes giratorios son los modelos más simples, que consisten en girar las cerdas. Los cepillos oscilantes giratorios cambian la dirección de su rotación. Algunos modelos de las dos primeras categorías también pulsan, moviéndose hacia atrás y hacia adelante. Las variaciones contra oscilación tienen cerdas que giran en diferentes direcciones a la vez. Los cepillos avanzados son sónicos o ultrasónicos y vibran a ciertas frecuencias para descomponer la placa. Todas estas opciones ayudan a romper la placa con mucha más facilidad que el cepillado manual.

Cabezales de repuesto

Cuando las cerdas se desgastan, es necesario reemplazar el cabezal del cepillo de dientes. Además de los cabezales de cepillo estándar, puedes mejorar tus procedimientos de limpieza eligiendo cabezales para propósitos específicos, como blanqueamiento dental o hilo dental.

Resistencia de la batería

Los cepillos de dientes eléctricos funcionan con baterías recargables. Los modelos duraderos pueden durar semanas seguidos, mientras que los estándar solo te mantienen en funcionamiento durante una semana. Si vas a hacer un viaje largo o quieres mantener el cargador fuera de tu vista, elige un cepillo con mejores baterías.

Características superiores

Cuanto más avanzadas sean las características, más caro será el cepillo de dientes. Sin embargo, esta es una inversión que vale la pena hacer porque estás contribuyendo a la salud de tus dientes. Las asas de agarre suave aseguran una sujeción firme y cómoda, mientras que los sensores de presión impiden que frotes demasiado duro y dañes tus encías. Un temporizador de cepillado es un buen complemento que garantiza que se cepille durante el tiempo suficiente. Un cepillo de dientes eléctrico con una base de carga puede ahorrarte en baterías.