Esdebikers

Esdebikers

Cascos para conductores: si eres motero, póntelo

Con la variedad de marcas y modelos existentes, escoger un casco para conductor se ha convertido en todo un reto para las personas que se apasionan sobre dos ruedas. Entre los ejemplares diseñados pensando exclusivamente en la seguridad y aquellos que priman el lado estético, existe un vasto elenco de cascos para conductores de motos que ofrecen máxima protección sin descuidar el diseño.

¿Cuáles son los cascos que más protección ofrecen?

Existen cinco grandes categorías de cascos para conductores de motos:

  • Retro
  • Jet
  • Modular
  • Integral
  • Off Road

Los cascos retro destacan por su diseño, pero en pleno siglo XXI parecen más pensados para decorar estanterías que para circular por las calles. Pues, aunque algunos modelos han sabido adaptarse a las nuevas normas de seguridad, otros muchos, como los denominados popularmente calimeros, resultan ya poco recomendables. Los modelos jet fueron durante mucho tiempo los preferidos en desplazamientos urbanos. Su nivel de protección es intermedio, ya que dejan el rostro descubierto, si bien los hay con pantalla. Los usuarios valoran de estos cascos su tamaño y ligereza. El integral, de una pieza, es otra cosa: tremendamente seguro y, por ello, también el más vendido actualmente. El modular está un peldaño por debajo en cuanto a protección. La diferencia con el integral es que la zona de la barbilla es abatible. Los cascos para conductores de la categoría off road son los que se utilizan en motocross, enduro y trial.

¿Por qué la seguridad es lo primero?

El casco es el principal, cuando no el único, elemento de protección que tiene el motorista en caso de accidente. Por eso, su uso es obligatorio y todos los modelos deben cumplir con una exigente normativa de seguridad. Te recomendamos que nunca descuides este aspecto, porque no solo puede tener consecuencias trágicas, sino que además probablemente te cueste dinero. Por otra parte, está claro que la relación que establece un motero con su casco es algo que trasciende legislaciones y códigos de circulación. Se trata de feeling. Ten en cuenta, por tanto, la usabilidad y la ergonomía y no desdeñes el diseño. ¡Conviene sentirse a gusto allí donde uno va a meter su cabeza! Por último, tanto si adquieres un casco para conductores nuevo como un modelo de segunda mano, recuerda consultar previamente una tabla de medidas o preguntar al vendedor sobre la talla adecuada: las estadísticas revelan que, en uno de cada cinco accidentes graves, el casco sale despedido a causa de un incorrecto tallaje.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña