Casas de muñecas y miniaturas, mucho más que un juguete decorativo
Una casa de muñecas es mucho más que un juguete, es un artículo de decoración para toda la vida. A algunas personas les han regalado una casa de muñecas en su niñez y ahora la conservan de mayores. Para otras personas siempre ha sido un sueño tener una, pero no la han adquirido hasta su edad adulta, y es que no hay edad para tener una casa de muñecas. Las preferidas por una gran mayoría son las casas de estilo victoriano, pero hay muchos estilos, tamaños y modelos para todos los gustos y bolsillos.
Para las personas más atrevidas, existe la posibilidad de hacer la casa de muñecas desde cero, desde los “cimientos” si tuviesen. Tendrás que construir las paredes, el techo, la chimenea, el baño, decorar las habitaciones con papel pintado... Disfrutarás mucho haciéndolo y es una gran satisfacción ver terminada tu propia obra.

Miniaturas para la casa de muñecas
Una casa de muñecas es algo vivo, que se puede ir ampliando y adquiriendo nuevas miniaturas para completar su decoración. Poco a poco podrás decorarla a tu gusto con un nuevo mueble o unas nuevas cortinas. Pero no hay límites, cualquier accesorio que se puede encontrar en una casa real está disponible para una casa de muñecas, como lámparas, juguetes, libros y discos. Y no nos podemos olvidar de los más importantes, los habitantes de la casa. Escoge los personajes más adecuados para el tamaño y estilo de la casa. Una casa bonita será aquella que mantenga la escala en todos sus elementos.
Algunas casas también tienen jardín, en ellas podremos tener incluso animales y mobiliario propio de jardín.

¿Cuánto cuesta una casa de muñecas?
El precio de las casas de muñecas varía mucho en función del tamaño, el material, los acabados, la decoración que tengan... Las casas de muñecas destinadas sobre todo al público infantil y fabricadas normalmente en plástico suelen ser las más baratas y se pueden encontrar desde unos 15€. Una casa de madera tendrá un precio más elevado, se puede conseguir una de pequeño tamaño por unos 30€, y las más grandes suelen rondar los 80-100€.
Las miniaturas más baratas se pueden conseguir por menos incluso de 2€. También se pueden encontrar casas y miniaturas de segunda mano. Algunas tendrán un precio mayor por su valor para los coleccionistas, pudiendo llegar a valer en el mercado incluso más de 2000€.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña