¿Tienes uno que vender?

Haz que lo vean millones de compradores.

Carros para taller, los mejores para tu negocio

Los carros para taller son herramientas imprescindibles que necesita todo buen profesional. No obstante, pueden ser muy útiles para aficionados a la mecánica e incluso para aquellos que disfrutan del bricolaje, puesto que son elementos muy versátiles que ofrecen comodidad, organización y concreción en el trabajo con múltiples elementos.

¿Qué es un carro para taller?

Un carro para taller, también conocido como carro de herramientas, es una especie de mueble móvil que permite portar un buen número de elementos que se pueden transportar de un lugar a otro. Para ello, dispone de un bastidor donde se alojan bandejas o cajones o incluso una combinación de ambos que permiten para que sea más cómodo. Gracias a ello, logra una productividad más elevada, puesto que permite que todas las herramientas estén guardadas y organizadas. Hasta puede incluir una bandeja y asa lateral para un fácil traslado y tener todo al alcance de la mano en cualquier momento.

¿De qué se fabrican los carros para taller?

Los carros de taller se suelen fabricar en diversos materiales, todos ellos muy resistentes para que duren en perfecto estado durante mucho tiempo y sean productivos y aprovechables:

  • Acero: son los más duraderos, ya que tienen una enorme resistencia y longevidad, hecho que se une a un mantenimiento muy simple.
  • Aluminio: son ligeros, populares y livianos. Son duraderos y tienen gran resistencia a la corrosión.
  • Plástico: vienen reforzados, de ahí que sean ligeros, baratos y aptos para evitar la corrosión. Su bajo coste y su resistencia al calor se encuentran entre sus principales ventajas. Además, son fáciles de mantener y lavar.
  • Acero inoxidable: son muy livianos y resistentes, de gran calidad y con excelente resistencia a la corrosión. Son usados sobre todo a nivel profesional.
  • Madera: no son muy comunes, pero sí muy bonitos y elegantes, especializados en talleres de carpintería.

¿Qué tipo de carros para taller hay?

A la hora de elegir un buen carro para taller, es necesario elegir entre sus diversas tipologías:

  • Carros de dos ruedas: son livianos y ofrecen gran libertad de movimiento. Se desplazan con comodidad y se cargan fácilmente.
  • Carros de cuatro o más ruedas: son muy robustos y permiten transportar un gran número de herramientas y útiles. Siempre guardan la posición correcta y permiten traslados en grandes distancias.
  • Carros con bandejas: sustituyen los cajones con bandejas, por lo que son ideales para transportar herramientas de tamaño mediano y grande.
  • Carros con cajones: ideales para guardar herramientas pequeñas y tener una perfecta organización.






Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña