Carrete y sedal: sumérgete en el mundo de la pesca
Mucho más que un simple deporte, la pesca es un excelente ejercicio que sirve al mismo tiempo para relajarse y para ejercitar el cuerpo, poniéndonos en contacto con la naturaleza y permitiéndonos evadirnos de la rutina y los nervios de nuestra vida diaria. La elección de los artículos de pesca con los que iniciarnos en esta disciplina, sin embargo, puede ser un tanto estresante si no sabemos por dónde empezar, y por eso queremos darte aquí algunas claves para ayudarte con esos primeros pasos.
Una vez elegido el grosor, la longitud y el material de nuestra caña, deberemos conocer las clases de carretes existentes para determinar el que mejor se ajuste al tipo de pesca que vayamos a practicar. Si somos novatos, probablemente lo mejor sea empezar con un carrete de bobina cubierta, que tiene como principales ventajas su ajustado precio (se pueden encontrar modelos desde apenas 10€) y su facilidad de manejo.
También son muy versátiles y económicos (a partir de 30€) los carretes de bobina fija, cuya resistencia y fiabilidad los han hecho tremendamente populares entre los practicantes del jigging, el surfcasting y el spinning. Si lo que vamos a practicar es la pesca a mosca, obviamente no podrá faltar en nuestro equipo un buen carrete mosquero (con modelos disponibles desde 30€), mientras que si, por el contrario, nos lo montamos a lo grande y queremos pescar enormes piezas desde una embarcación, un carrete eléctrico de gran potencia y capacidad será sin duda nuestra elección.

Artículos de pesca para todas las aguas y todos los bolsillos
Sea cual sea nuestra opción, siempre deberemos fijarnos en algunas características determinantes como el tamaño, que habremos de escoger en función del de las piezas que vayamos a pescar, o el peso, que tendremos que tener muy presente especialmente si vamos a realizar largas sesiones con él. Igualmente relevantes son la calidad del ensamblaje (todas la piezas deben ser sólidas y no quedar nunca flojas) y el material de fabricación del carrete. Si vamos a pescar en el mar, optaremos por el grafito, y si lo vamos a hacer en agua dulce, por el aluminio.
En lo que se refiere a los precios, hay que señalar que la pesca no es en absoluto un deporte caro y que podemos hacernos con un buen equipo con un presupuesto de lo más ajustado, sobre todo si buscamos artículos de segunda mano. Para iniciarnos en este apasionante mundo será más que suficiente, y siempre tendremos tiempo para dar más adelante el salto a los equipos más sofisticados y profesionales de marcas como Shimano, Okuma o Penn.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña