Cargadores de batería para coches: un imprescindible

¿A quién no le ha ocurrido? El coche deja de funcionar, no sabes qué ocurre y cuando lo compruebas, resulta que se te ha acabado la batería. También puede haberte ocurrido que has olvidado apagar las luces o el contacto y cuando has vuelto, el coche se había quedado sin batería.

Pues bien, existe una solución alternativa a pedir ayuda a un vecino o a un conductor que pase por la zona. Los cargadores de batería para coches te ayudan a salir de este apuro, en cuestión de 30 o 60 minutos podrás seguir circulando con tu coche.

La mayoría de los automóviles recargan la batería gracias al alternador, que aprovecha la energía cinética para que el coche no deje de rodar. Pero si por un despiste la batería se ha descargado, no debes preocuparte. Tienes a tu disposición tu cargador de batería, un imprescindible.

¿Qué tipos de cargadores de batería existen?

Los cargadores de batería para coches se presentan en diferentes tipos y modelos, en función del uso y las características que estés buscando:

  • Para coche o moto.
  • Para ambos tipos de vehículos.
  • Para caravana.
  • De diferentes amperajes (120, 130, 230…). Es importante que coincida con las especificaciones del fabricante de tu batería.
  • Específico solamente para arrancar el coche cuando tienes prisa o no dispones de acceso a una toma de corriente eléctrica.

¿Qué tener en cuenta al comprar estos cargadores?

A la hora de comprar uno de estos cargadores, debes tener en cuenta varios aspectos:

  • El amperaje de tu batería.
  • Para cuántos usos lo necesitas.
  • Si necesitas una carga rápida, completa o solamente arrancar el coche.
  • Si tu batería está dentro de su vida útil. Debes saber que no es posible cargar la batería eternamente, pues contienen un ácido que va perdiendo sus propiedades. Consulta el etiquetado de la batería para conocer el fin de su vida útil.

¿Cómo hacer que mi batería dure más?

Para asegurarte de que la batería de tu coche dure más, debes asegurarte de que evitas cualquier tipo de despiste, es decir, dejar las luces encendidas o el contacto puesto hasta que se descargue. Si se descarga por completo varias veces, la vida útil de la batería se reducirá considerablemente.

Debes evitar mojar la batería, y si necesitas lavar el motor, es recomendable utilizar un soplete a baja potencia para eliminar cualquier exceso de agua.

Si te has decidido a comprar el tuyo, ¡adelante! no te arrepentirás.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña